Aprende como funcionan los ataques ddos y como mitigarlos


Aprende cómo funcionan los ataques DDoS y cómo mitigarlos

Los ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS) son una forma de ciberataque que dificulta y bloquea el acceso a un recurso, como un sitio web o una aplicación. Si esto sucede, el sitio web se detiene y deja de funcionar, lo que puede resultar en una gran pérdida de ingresos para la empresa.

¿Cómo funcionan los ataques DDos?

Un ataque DDoS puede bloquear el acceso a un servidor web utilizando muchas conexiones a la vez. Los atacantes utilizan una herramienta de «botnets» o una cantidad masiva de dispositivos conectados a Internet para enviar un gran número de peticiones al servidor, sobrecargándolo y forzándolo a un punto de caída. Estos ataques suelen incluir numerosas solicitudes a la vez, con la secuencia y la agrupación de IPs específicas.

Cómo Mitigar los Ataques DDoS

Consejos para mitigar los ataques DDoS:

  • Monitoree su red. El monitoreo de la red es una clave para detectar y prevenir los ataques DDoS antes de que ocurran. Los administradores de red deben monitorear sus servidores, sistemas y conexiones de red para detectar cualquier comportamiento anormal.
  • Aplique un firewall. Los firewalls pueden ayudar a bloquear los mensajes basados en reglas sobre el tráfico entrante y saliente. Esta también puede ayudar a identificar y bloquear ataques DDoS antes de que lleguen al sistema.
  • Utilice una red de distribución de tráfico (CDN). Las redes CDN sirven para distribuir el tráfico entrante entre diferentes servidores en varias ubicaciones para evitar que un ataque DDoS bloquee todo el tráfico.

Ejemplos de Ataques DDoS

Ejemplos de ataques DDoS:

  • Ataque de Ping Flood. Los Ping Flood son uno de los métodos más utilizados para llevar a cabo ataques DDoS. Los atacantes envían una gran cantidad de solicitudes de ping utilizando un paquete de límite de tamaño con el objetivo de sobrecargar el servidor de destino.
  • Ataques de UDP Flood. Los ataques UDP Flood son similares a los ataques HTTP Flood. Los atacantes envían un flujo constante y masivo de paquetes UDP a través de la red al objetivo.
  • Ataques HTTP Flood. Esto es una forma común de ataque DDoS en el que los atacantes envían una gran cantidad de solicitudes HTTP a un servidor web para bloquear el acceso a la web.

Los ataques DDoS pueden ser devastadores, especialmente para empresas sin un buen plan de respuesta. Utilizando los consejos anteriores para mitigar los ataques DDoS, los administradores de red pueden disminuir el impacto de los ataques.

¿Qué es un ataque DDoS?

Un Distributed Denial of Service (DDoS) es un tipo de ataque informático en el que el atacante obtiene el control remoto de múltiples computadoras (llamadas nodos) para enviar solicitudes masivas a un único objetivo. El objetivo está sobrecargado hasta el punto en que no puede lidiar con el alto nivel de tráfico y se bloquea.

¿Cómo funcionan los ataques DDoS?

Los ataques DDoS son relativamente simples de realizar. El atacante se aprovecha de ciertas vulnerabilidades en los sistemas para infiltrarse en los dispositivos y asumir el control de éstos de manera remota a través de una red externa. Una vez tomado el control, el atacante usa los dispositivos para iniciar una serie de peticiones al objetivo final. Estas peticiones realizadas son tan masivas que el objetivo no puede responderlas a todas, bloqueando así el servicio.

Tipos de Ataques DDoS

Los ataques DDoS se pueden dividir en varios tipos dependiendo de cómo están diseñados para atacar un objetivo. Los tipos más comunes son:

  • Ataques de envío de paquetes: implican enviar una gran cantidad de paquetes malformados para llenar el ancho de banda y deshabilitar un servicio.
  • Ataques por saturación de memoria: se dirigen a servidores web como servidores de correo. Estos ataques realizados normalmente saturan el servidor con peticiones, con el objetivo de usar toda la memoria hasta que el servidor se caiga.
  • Ataques SYN: estos ataques explotan vulnerabilidades en los protocolos de comunicación de TCP/IP. Estos ataques se caracterizan por llevar un número masivo de paquetes SYN a un objetivo para realizar una petición de conexión.

Cómo mitigar los ataques DDoS

Aunque es difícil prevenir los ataques DDoS, hay algunas prácticas que pueden ayudar a reducir el riesgo de que nuestro sistema sea víctima de estos ataques. Algunos consejos útiles son los siguientes:

  • Monitorear el tráfico de red: es importante vigilar el tráfico de red para detectar patrones anormales que puedan ser signos de un ataque DDoS.
  • Contratar un servicio de protección contra DDoS: hay muchas empresas que ofrecen servicios de protección contra DDoS. Estos servicios pueden bloquear el tráfico sospechoso antes de que llegue a su sistema.
  • Habilitar la autenticación fuerte: utilizar contraseñas seguras y la autenticación de dos factores ayuda a prevenir que un pirate informático tome el control de su sistema.
  • Mantener sus sistemas al día: asegúrese de mantener sus sistemas informáticos, aplicaciones y software actualizados para evitar que los atacantes exploten vulnerabilidades desconocidas.

Los ataques DDoS son una realidad en el mundo de la ciberseguridad, y es importante estar preparados para ellos. Si sigue los consejos anteriores, puede estar seguro de que su sistema estará a salvo de cualquier ataque informático.

Deja un comentario