Aprendiendo un poco más sobre el antepasado del tiburón

María Fernandez
María Fernandez

Al igual que los humanos, toda especie viviente tiene un antepasado que marcó en muchos casos, una diferencia tremenda en el reino al que perteneciera. Y es así como, a través del conocimiento de tales especímenes, podemos descubrir y entender ciertas características, que aún hoy en día se mantienen por parte de todos los de su grupo.

Actualmente en el mundo marino, existen diversas criaturas que aportan de alguna u otra manera elementos para el equilibrio de dicho ecosistema, aunque muchos de estos animales sean muy pequeños, los animales de mayor tamaño, los depredadores más imponentes, de igual forma, colaboran en esta tarea.

En el caso de los tiburones, ellos también tiene sus antepasados, y hoy en día, el máximo exponente de este animal es el gran tiburón blanco, tomando en cuenta todas sus características podemos investigar y conocer al megalodon carcharodon

Este antepasado del tiburón, tenía unas características que dentro del mundo animal y marino, era el referente con respecto a ser el mejor y máximo depredador carnívoro que existió en su época. Para ser más específico, y conocer un poco más acerca de este gran animal, diremos primero que nada, que existió durante el Mioceno y el Plioceno, es decir entre 25 y 5 millones de años atrás, aunque algunos proponen que ya existía mucho antes, alrededor de hace 70 millones de años.

Sea cual sea la época en que existió, su tamaño variaba entre 18 y 20 metros de largo, con un peso estimado de 30 toneladas; aunque se presume que podrían existir en alguna parte, indicios de que existió otro más grande, de hasta 25 metros y 50 toneladas de peso.

Pueden hacerse muchas conjeturas en torno a este animal, la conclusión más asombrosa sin embargo, sigue siendo; que era el máximo depredador existente hace millones de años y que, dentro de sus características físicas, su gran tamaño, permitía que sus dientes hayan sido un rasgo aterradoramente determinanteEn la actualidad se dice que, el tiburón blanco ha heredado todo un gran instinto a la hora de cazar y de enfrentarse a los demás animales que se encuentran en el océano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *