Aquiles , Azote de Troya

María Fernandez
María Fernandez

Cuando los grandes Dioses griegos gobernaban los más poderosos reinos de la tierra cuenta la leyenda que también participaron en una guerra contra los Troyanos. Uno de los guerreros más importantes que lucho fieramente contra los griegos en la bélica guerra de Troya, siendo reconocido como “el de los pies ligeros” fue Aquiles, hijo de Peleo un rey mortal y una de las cincuenta Nereidas, Tetis. Prometeo predijo que Tetis engendraría un hijo que sería mucho más fuerte que su padre, entonces la obligaron a casarse con un mortal, Peleo.

Cuando Aquiles nació su madre quería que fuera un Dios así que lo sumergió en una laguna llamada Estigia, dejando por fuera su talón para sostenerlo, lo que hizo que esta extremidad fuera su parte vulnerable y fue escondido con las hijas de Licomedes para que creciera fuera de la guerra. Cuando se hizo joven fue descubierto por Menelao quien originó una batalla por el rapto de su amada Helena, reclutando a los mejores guerreros para batallar hasta conseguirla. Agamenón se llevo a Briseida una viuda a la que Aquiles amaba motivo por el cual se retiro de la guerra, pasado el tiempo Menelao y Ulises llegaron hasta donde estaba Aquiles cargando el cuerpo sin vida de Patroclo un guerrero compañero de guerra, por el que Aquiles se sintió muy enfurecido y llorando pidió a su madre por venganza. La Diosa Tetis fue hasta él para entregarle su armadura y advertirle que si toma esa decisión se cumpliría la profecía e igualmente, Aquiles se decidió por la guerra en la incansable búsqueda de Héctor, el asesino de Patroclo. De este modo fue que Aquiles volvió a las batallas matando hombres tras hombres hasta que consiguió y Mató a Héctor clavándole su lanza en el cuello, además, paseó su cuerpo durante nueve días en su carruaje en honor a su compañero hasta que el padre de Héctor suplico la entrega del cadáver para su funeral. Fue Paris el hermano de Héctor quien dio muerte a Aquiles clavándole una flecha en su talón.

Descendencia

Puesto que aceptó su profecía se sabía el destino de Aquiles y es más que todo debido a esto, que sus uniones amorosas no son muy conocidas y solo aparece como único hijo Neoptólemo, a quien engendró con la princesa Deidamía mientras se refugiaba en el techo de su padre, el rey Licomedes. También se decía que Helena de Troya le dio un hijo llamado Euforión, y por ultimo su amada Briseida con la que mantuvo relaciones y una que otra aventura.

Como con muchos Dioses sus relatos y actuaciones están contadas por numerosas versiones que narran su nacimiento, muerte y otros acontecimientos de su vida en diferentes formas incluso, poniendo en duda su vulnerabilidad y los rituales con los que se hizo Dios. La Iliada es una epopeya griega que narra cada hazaña de Aquiles en la Guerra de Troya abarcando solo 51 días en el decimo y último año de la guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *