Artemisa, Diosa Griega de la Caza

María Fernandez
María Fernandez

Era una divinidad hija de la unión de Zeus con Leto, lo cual enfureció a Hera la esposa de Zeus, y prohibió a Leto dar a luz en el continente de Terra Firma, sin embargo, la isla Ortigia emergió de las profundidades del mar para desobedecer a Hera, y así, Leto pudo dar a luz a mellizos Artemisa y Apolo. Siendo la Diosa de la caza la primera en nacer ayudó a Leto, su madre, en el parto de su hermano. A sus trece años, aterrorizada por el odio que sentía Hera hacia ella, va en busca de Zeus y sentada en sus piernas le suplica concederle ocho deseos, llamarse de diferentes maneras para distinguirse de Apolo, conservar por toda la eternidad su virginidad, ser “dadora de luz”, arco, flechas, una túnica que le llegase a las rodillas para cazar, siervos o perros de caza que tiraran de su carruaje, sesenta hijas del océano y veinte ninfas para cuidar de ella al descansar, que cumplieran con el voto de castidad y se mantuvieran completamente doncellas como su señora.

Era una Diosa cazadora por excelencia que obtenía culto, veneración y adoración de los mortales. La Diosa de la caza, los nacimientos, la virginidad, las doncellas y los animales salvajes, se le representa frecuentemente como la Diosa protectora de las Amazonas, guerreras fieras y valientes como ella que también estaban libres de la influencia masculina conservando su virginidad. La Diosa Artemisa era tan celosa de su virginidad que fueron muchos los mitos relacionados al acoso que sufría frecuentemente por ser una joven pura, despertando el interés de Dioses y hombres sin ninguno poder lograr ganar su corazón. Calisto era una miembro del séquito de Artemisa que tomo un voto de castidad y se unió, pero Zeus se transformo en Artemisa y se aprovecho de ella, engendrando un hijo: Arcas. Artemisa llena de ira transformó a Calisto en un oso y Zeus hizo del oso una constelación.

Artemisa también castigaba a aquel que se jactara de decir que era mejor cazador que ella, como Agamenón e incluso, se dice que el jabalí que asesino a Adonis fue enviado por ella debido a la misma razón. Entre Artemisa y Apolo asesinaron a los catorce hijos de Níobe tras ella alardear de su cantidad de hijos comparándose con Leto que solo tenía dos, Aura una cazadora virgen como Artemisa, quiso poner en duda su virginidad y la Diosa furiosa provocó su violación por Dionisio, quien infundio su locura en ella y al dar a luz a gemelos se comió a uno de ellos, el otro fue salvado por Artemisa poniéndolo en la confianza de Deméter quien le enseño todo acerca de la agricultura.

No se conocen descendencias de esta Diosa, se dice que Orión se convirtió en compañero de caza de artemisa estableciendo una relación donde se veían todos los días para cazar. Su hermano Apolo preocupado de que la Diosa no atendiera sus funciones enamorándose a la vez de un mortal y perdiendo su pureza, entonces, engañó a Artemisa para que matara a Orión “accidentalmente” con una flecha. Otra versión cuenta que Orión también alardeo sus habilidades para la caza y la Diosa lo castigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *