Autohipnosis para dejar de fumar

María Fernandez
María Fernandez

Dejar de fumar con la autohipnosis es algo posible y verificado por distintos usuarios de esta web, que han dejado de fumar hace muchos meses gracias a un simple sistema que no cuesta ningún esfuerzo y que no comporta ninguna interrupción brusca e inmediata del vicio, ya que está basado en la autogestión. El sistema combina el método coué de la autogestión con la imaginación guiada, que deja pasar el tiempo al fumador para dejarlo de manera gradual y progresiva además de crear de las expectativas ideales para asegurarle un éxito favorable de la autohipnosis para dejar de fumar.

El sistema se basa en los siguientes pasajes:

1. Fijar la fecha del último cigarro
2. Sugestionarse diariamente
3. Crear una imaginación guiada del último cigarro
4. Fumarse el último cigarro

Todo el proceso dura un mes, qué es el tiempo qué necesitas para la maduración de la sugestión y el cumplimiento del último paso: Fumarte ese último cigarro. El primer paso consiste en escoger la fecha en la cual se fumará este último cigarro. Debes fijar tanto la fecha  como un compromiso contigo mismo, así que si no estás demasiado seguro de querer dejar de fumar, mejor escoger esta fecha en un momento más propicio, cuando puedas hacerlo con la certeza de poder comprometerte realmente contigo mismo sino la autophinosis para dejar de fumar no funcionará.

Una vez escogida la fecha, hay todavía 30 días hasta el momento señalado, durante este periodo se trabajará con la sugestión. Se escogerán frases breves pero incisivas, que serán repetidas durante varias veces al día, cuando se de la ocasión. Cada uno deberá encontrar el modo de escoger las frases más significativas para su caso concreto que le ayuden a mantener la motivación de dejarlo.

Si tienes una especial predilección por cuidar tu salud, o miedo a enfermar si continúas fumando, deberás repetir sugestiones como: “el día X mi salud empezará a mejorar””cuando lo haya dejado, el día X, me sentiré enseguida mucho mejor”. Aunque también se puede estimular el orgullo propio “el día X estaré contento por haber conseguido dejar el tabaco”.

Cada uno podrá encontrar dentro de sí mismo las motivaciones y las fórmulas para activarlas y sostenerlas durante el periodo que falta hasta el día señalado. Recuerda el día en que dejaras de fumar, contextualiza la sugestión y asóciala al día escogido. Es importante elegir un número pequeño de sujeciones y buscar el modo que sean bastante genéricas.

Durante estos 30 días que siguen a la elección de la fecha, puedes empezar a trabajar planeando el día en el cual te fumaras el último cigarro. Será un día particular, debería convertirse en un día especial. Imagínate entonces los detalles de donde te fumaras el último cigarro, en qué momento y de qué modo.

Una vez llegue ese día, mientras te fumas tu último cigarro, puedes hacerte el mismo tipo de preguntas ya sea en forma positiva o negativa: “¿ debería dejar de fumar por mi salud?” “¿ quiero continuar destruyéndome a mí mismo fumando todavía más?”

Hazte algunas preguntas de este tipo, interrógate mientras fumas el último cigarro. Acto seguido apágalo, y entra en el mundo de los no fumadores gracias a la autohipnosis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *