Recetas de Berenjenas

Berenjena al horno

Ingredientes

(Para solo una persona)

  • 1 berenjena.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Orégano.

Preparación

Básicamente todas las recetas de berenjenas al horno comienzan su preparación igual.

  • Corta las berenjenas en rodajas, en tiras o como más gustes.
  • Déjalas remojando en agua durante 30 minutos. Pasado este tiempo escúrrelas y colócalas sobre papel absorbente.
  • Coloca el horno a calentar a 180º C.
  • Ya secas las berenjenas, con un cuchillo hazle cortes en cada una de sus mitades.
  • Agrégales encima un poco de sal, aceite, orégano y si gustas, también un poco de pimienta.  
  • Mételas en el horno durante 45 minutos aproximadamente. Siempre pendientes de que queden doraditas y no quemadas.

Si deseas, puedes agregarles queso rallado por encima y dejarla un rato más al horno para gratinarlas.

Consumir vegetales es uno de los mas grandes favores que podemos hacerle a nuestro cuerpo, ya que contienen antioxidantes y vitaminas que conservan nuestra salud. Detrás de las berenjenas existe un mundo de ricas recetas que podemos preparar, es por ello, que es considerada como uno de los frutos mas sanos y usados en platos gourmet.

Rastreando un poco la historia de los diferentes platos con berenjenas, vemos el papel tan importante que han desempeñado los turcos por el oriente y los españoles por el occidente, en su difusión por Europa.

Se pueden encontrar en el mercado diferentes variedades de berenjenas: largas, cortas, moradas, deshidratadas, blancas, rayadas, etc., con la que podemos obtener deliciosos platos, pues son muy versátiles para cocinar.

Tips a tomar en cuenta antes de la cocción de las berenjenas.

  • Si deseas conservar el color de las berenjenas, puedes dejarlas unos minutos remojando con agua, vinagre y sal.
  • En la cocción de la berenjena al horno se produce deshidratación y la piel tiende a volverse marrón. Si quieres evitar este efecto puedes cocinarlas a menos temperatura y cubrir su piel con caldos.
  • La temperatura ideal para conservarlas en la nevera es de 10ºC, ya que a una temperatura menor comenzarían a tener un color marrón y una consistencia muy blanda.
  • A la hora de elegirlas, es mejor que escojas las que sean más pesadas, con la piel más brillante y lisa, sin arrugas, que no están tan duras, pero tampoco muy blandas para evitar el sabor amargo característico de las berenjenas maduras.

¿Cómo eliminar el sabor amargo de las berenjenas?

La berenjena es rica en ácidos fenólicos, que son los responsables de darle un sabor amargo y fuerte. Gran parte de estos compuestos son neutralizados durante la cocción, pero también los podemos eliminar por ósmosis.

Corta las berenjenas en cuadros, en rodajas o como lo desees, espolvoréalas con un poco de sal y déjalas reposar durante 30 minutos. Luego de este tiempo notaras que la berenjena ha sudado. Escúrrelas, enjuágalas y sécalas con papel absorbente.

Con este método nos quedaran unas berenjenas más enteras, carnosas, suaves, tiernas y jugosas.

4 formas de cocinar las berenjenas.

  1. Rellenas

Para rellenar las berenjenas debes escoger previamente piezas grandes y ovaladas, para poder cortarlas a lo largo y agregar una buena cantidad de relleno.

Se pueden usar sofritos, salteados de hortalizas y verduras, arroz integral, trigo, lentejas, judías, garbanzos, carne, pollo y todo lo que más gustes.

  1. Salteadas

La mejor forma de saltear las berenjenas es cociéndolas al vapor.

Corta en cuadros la berenjena y colócalas en un bol con agua y sal durante media hora. Escúrrelas, enjuágalas muy bien y cocínalas al vapor 6 o 7 minutos. Luego colócalas en el sartén para saltearlas. Quedarán doraditas, muy tiernas y jugosas, sin absorber mucho aceite.

  1. Fritas

Dada la composición interna de las berenjenas, al freírlas tenderán a absorber mucho aceite, por tal razón es mejor dejarlas en remojo con agua y sal 30 minutos antes. Pasado este tiempo deberás lavarlas y escurrirlas. También se pueden rebozar o empanizar para evitar que entre mucho aceite a su interior.

Otro dato importante es que una vez fritas las berenjenas, es bueno dejarlas reposar sobre papel absorbente, para que eliminen la mayor cantidad de grasa posible.

  1. Berenjenas al horno

La mayoría de las personas prefieren comer las berenjenas al horno, ya que la versatilidad de su preparación es más amplia. Para que mates la curiosidad, berenjenas.org te trae esta sencilla receta de berenjenas al horno a la que no podrás resistirte.

¡No tienes por qué complicarte la vida! Esta fácil receta de berenjena es la prueba de que a veces las menos elaboradas pueden ser las más exitosas y divinas.   

También si te interesa te recomendamos esta receta para preparar tus desayunos o postres de como hacer crepes de muy diversas maneras para que tus platos no se hagan monótonos.