Berenjenas rebosadas una receta fácil pero deliciosa

María Fernandez
María Fernandez

Berenjenas rebosadas una receta fácil pero deliciosa

Las berenjenas se han convertido en una verdura favorita que no puede faltar en las dietas mediterráneas, en casi todas las recetas griegas ellas se encuentran, además es un alimento muy versátil ya que existen miles de formas y maneras de prepararlo, en este post podrás conocer cómo hacer berenjenas rebosadas, esta es una de esas recetas deliciosas, y sencillas que puedes hacer.

Siguiendo con lo anterior, la berenjena frita es uno de los platos que puede desanimar a la gente a la hora de la preparación, y es precisamente por la capacidad que tiene la verdura para absorber cualquier líquido, pero no te preocupes por esto, ¡No te limites! Pues te enseñaremos una manera de hacer berenjenas fritas sin gastar mucho aceite, así que la receta se conservara saludable.

Consejos para que la berenjena no absorba tanto aceite

1. Rebánela en tamaños iguales

A la hora de picar la berenjena procure hacerlo del mismo tamaño y grosor, intentando que la misma no quede ni tan gruesa, ni tan fina.

2. No le quite la piel

A demás de que, es en la piel de la verdura donde se concentra el mayor potencial de nutrientes esta contribuirá a que su plato quede más crujiente, y que la misma sea una barrera para la absorción de aceite.

3. Coloque sal

Es importante que antes de realizar su receta, se asegure de colocarle un poco de sal a la berenjena por ambos lados, esto produce que la misma se deshidrate un poco y pierda el sabor amargo que la caracteriza, además constituye otra barrera para la absorción de aceites.

4. Secar el exceso de agua

Por ser este alimento muy húmedo, es que permite que absorba, por ende, si antes de cocinar se asegura de secarlo es posible que luego de freír la consistencia sea menos esponjosa de lo normal.

5. No sature el sarten de aceite

Un poco de aceite será suficiente para lograr freír las berenjenas, no es necesario llenar toda la olla, para cocinar unas ruedas de berenjena.

6. Mantenga el aceite caliente

Cuan mayor sea la temperatura del aceite mejor será el riesgo de que la berenjena absorba

Receta de berenjenas rebosadas

Alimentos a utilizar

  • Berenjenas de acuerdo a la porción que desea
  • 300gr de harina de trigo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite vegetal
  • Huevo (opcional)

Fases para la preparación

  • Fase 1

Inicie esta fase preparando la berenjena siguiendo los consejos dados con anterioridad, asegúrese de lavar bien la verdura, agregarle sal un poco de pimienta, y cortarla en rodajas. Una vez que la berenjena esta lista ya puede pasar a la siguiente fase.

  • Fase 2

Tome un bol y vierta la harina de trigo, si desea utilizar huevos entonces tome otro tazón y bata bien los huevos hasta que la clara y la yema se unan.

  • Fase 3

Coloque un sarten en la cocina, y agregue un poco de aceite, déjelo a llama alta, para que logre calentarse muy bien, y así evitar la absorción del aceite.

  • Fase 4

Tome la rodaja de berenjena, sumérjala en huevo y luego en la harina, asegúrese de que ambos lados estén totalmente cubiertos.

  • Fase 5

Viértala en la freidora y espere que se dore por un lado para voltearla, repita los pasos con cada una de las rodajas que tiene, luego de sacarla colóquela a reposar por unos minutos en un bol con servilleta absorbente y deguste.

Cabe destacar que el caso que prefiera, no usar huevo puede obviar esta parte y pasar las rodajas directamente por la harina, de igual manera esta receta se puede degustar con una rica crema de queso, o incluso con un poco de queso rallado, o salsa boloñesa, la creatividad en la cocina es un punto importante, que no debe faltar en cualquier receta. Por ello Ponga su imaginación a volar y cree platos únicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *