Cachorro Terranova

María Fernandez
María Fernandez

Para tener un cachorro Terranova es necesario que lea las siguientes líneas ya que es fundamental saber ante que clase de perro se encuentra.

Es cierto que a muchas personas les parece agradable esta raza, pero hay otras que las sienten como una especie muy desagradable o más bien intolerante debido a ciertas actitudes que suelen tener.

A la hora de elegir no es bueno dejarse llevar por su apariencia, muchas veces ese encanto que se genera a simple vista se desvanece cuando empieza a conocerlo más profundamente. Si ha visto esos bellos cachorros en publicidades o desfiles caninos, no se olvide que antes de presentarlos ellos pasan por peluquerías, preparaciones, adiestramiento extremo, entre otras cosas que modifican partes de su conducta. Con esto no se quiere decir que sean una clase de perros desobedientes o groseros, la naturaleza del perro Terranova es ser un perro calmo, cariñoso, dulce, querible y protector.

Su belleza portada en cada presentación se debe a pocos momentos de libertad que poseen, permitirles vivir algunos placeres como pasar entre barro y yuyo o jugar bajo la lluvia, les devuelve la condición que tiene por naturaleza, la típica actitud de perro de campo, un perro libre. No confundirse al creer que su belleza es de la imagen sino que esta dentro de si, cuando realmente deja ver su temperamento.

Si quieres un cachorro Terranova es mejor que estés dispuesto a que sea parte de tu familia, ellos, generación tras generación, se han adaptado a pasar la mayor parte de su tiempo en familia, tienen constantemente de realizar largas caminatas con sus dueños, que jueguen con ellos, que les dediquen tiempo. A su vez a ellos no les molesta, a pesar de ser pequeños de edad, a quedarse solos en casa, pero deben tener entrada y salida al jardín sin inconvenientes ya que si se crían en un espacio pequeño como un patio trasero o dentro de la casa es ahí cuando los problemas empiezan a surgir. Se vuelven algo desobedientes, se entristecen, no aceptan la presencia de personas u otros animales, rompen cosas y cuando quedan solos atinan a ladrar hasta aturdir a quienes los rodean.

Recomendación: no adquirir esta clase de cachorros si su casa es pequeña, no permita que su perro sufra depresión y tristeza por no tener la libertad que necesita.

No lo busque como mascota si no hay intenciones de entregarle una buena educación. Cuando el perro llega a la casa es necesario que entienda que las reglas las pone usted y que el debe obedecer, tómelo como una educación y no como un maltrato libre hacia el perro. Existen varias maneras de educarlos, un entrenador, un familiar o usted mismo, solo se necesita paciencia ya que aprenden muy rápido pero de a poco, es así como debe darles las ordenes, ya que si recibe todo de una sola vez corre el riesgo de confundirlo.

En este caso no importa con exactitud lo que usted le permita o le prohíba, simplemente hace falta la actitud y buena postura enfrentando la situación y siempre tener en cuenta que es como cuando educa a un hijo, no debe maltratarlo ni descargar sus enojos con el por algo que no viene al caso del momento, un ejemplo claro es: Si en su trabajo se disgusto con su jefe no rete a su cachorro por haber derramado comida en el piso, simplemente explíquele que eso no se hace pero con buenos modales, recuerde siempre que el entiende de lo que le habla siempre y cuando ya haya pasado una situación similar y usted lo ha retado.

Si careces de una postura de líder, esta clase de perros están acostumbrados a un perro alfa, ese que nunca tuvo limites e impuso los suyos, no cometa el error de permitir que su perro lo domine, ni siquiera siendo un pequeño cachorro, podríamos decir que esta es la peor etapa ya que su ternura a simple vista genera conmoción y hasta llega a doler ponerle limites y si no lo hace, cuando crezca se vuelve en su contra. No hace falta que se convierta en un militar, esto los irrita y los vuelve mas desobedientes solo sea ese padre o esa madre que se planta y dice esto se hace porque yo lo digo, sea seguro de si mismo y confíe en que puede hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *