Carga de gas, ¿cuándo es necesaria?

María Fernandez
María Fernandez

Es posible que tu aire acondicionado presente problemas al enfriar, quizás sean muchas cosas, pero si estas acá es porque le falta gas, o incluso, si solo estas aquí para adquirir conocimientos, te explicaremos todo lo necesario.

Primero que todo debes saber que es un mito que el aire pierde gas con su uso, cualquier técnico o persona que te diga esto, está mintiendo, la única manera de que un aire acondicionado pierda el refrigerante de su sistema frigorífico es mediante una fuga. Por lo tanto tienes que estar completamente seguro de que el aire acondicionado presenta una fuga antes de hacerle una recarga.

Primero que todo debes asegurarte de que sea una fuga y no otra cosa que causa el mal funcionamiento del aire acondicionado, ya que si no es eso estarías perdiendo el dinero de la recarga en vano.

Herramientas necesarias para una carga de gas

En este punto debemos tener claro que es lo que le ocurre a nuestro aire acondicionado, si efectivamente perdió el gas, esto se debe a que tiene una fuga, lo siguiente que debes hacer es conseguir donde esta esa fuga de gas y repararla (en otros artículos hay información sobre eso). Si ya conseguiste la fuga y la reparaste, y estés seguro de que no tienes más fugas, entonces puedes proceder a la carga de gas.

Para realizar este proceso se deben usar algunas herramientas que son imprescindibles para esto, las cuales son:

  • Bomba de vacío
  • Manómetro (Se recomienda una de cuatro vías)
  • Báscula (si es digital mucho mejor)
  • Botella o bombona cargada con el tipo de gas necesario para nuestra maquina.

Pasos a seguir para hacer una carga de gas correctamente

 

A continuación, te presentaré una serie de pasos que debes seguir para realizar una recarga de gas a tu aire acondicionado justo con los materiales que te dije a continuación

 

Conectar los manómetros

 

Primero deberás conocer cómo usar esta herramienta, los manómetros nos servirán para medir la presión que existe en el sistema frigorífico. Esta debe tener 4 vías para conectar las mangueras, son dos manómetros, uno de baja presión y uno de alta presión.

El primer paso es conectar esta herramienta con las mangueras en una tubería del sistema frigorífico, esta tiene una parte que se llama obús, el obús es una parte de este sistema que está allí específicamente para conectar una manguera, existe allí para poder cargar el sistema de refrigerante o para medir la presión.

Un pequeño dato, debido a la gran cantidad de modelos que existen en el mercado podemos encontrarnos con máquinas que disponen de dos obús, los cuales son uno de alta presión y otro de baja presión, pero al mismo tiempo podemos encontrarnos con aquellos que poseen un solo obús, siendo este de alta presión cuando está en bomba de calor o calefacción y de baja presión cuando está en modo enfriar.

Ya sabiendo esto proseguimos, si tu maquina posee dos tomas obús, se conectará la manguera roja del manómetro en el obús de alta presión y la manguera de color azul la conectaremos en la toma de baja presión.

Si tu equipo solo posee una toma, pues aquí es diferente el asunto, dependerá del modo en el que uses tu aire acondicionado, si es en bomba de calor entonces es la manguera roja debido a que se convertirá en una toma de alta presión, y si está en modo frio, será la azul ya que pasa a ser una toma de baja presión.

Realizar el vacío

Ya deberías haber conectado las mangueras a sus respectivos lugares en la máquina, si es así, proseguimos, pero aun no cargaremos el gas, lo primero y lo más recomendable es realizar un vacío del sistema frigorífico, esto es muy recomendable ya que trae consigo unas buenas razones para hacerlo.

Principalmente se usa para eliminar el aire y la humedad que hay en el circuito. Además, facilita el proceso de carga, ya que al eliminar el aire que hay dentro facilitas la entrada del gas a la máquina, por lo cual hace que se cargue más rápido.

Pues para proceder, luego de conectar el manómetro al obús de la máquina, es hora de conectar la bomba de vacío, para hacer esto, solo conectaremos la manguera amarilla del manómetro a la toma de la bomba de vacío.

Hecho esto, podemos encender la bomba de vacío, la dejaremos funcionar por un buen rato para que no quede ni un poco de nada de ese mal ambiente que había antes, tiene que ser un largo tiempo, no te puedo decir exactamente cuánto ya que eso depende de muchos factores, como del tamaño del sistema y de otro montón de cosas, por lo tanto no dependeremos de un factor establecido si no que lo dejaras todo el tiempo que quieras dejarlo para estar completamente vacío.

Existe la posibilidad de que la maquinas no pierdan todo su gas, esto genera que en ella quede un poco de presión diferente a la del ambiente, por lo tanto, ni el aire ni la humedad podrán penetrar en el circuito frigorífico de tu aire acondicionado, pero de todos modos, es recomendable hacer un vacío para así descartar cualquier cosa, ya que no podrás saber si tiene o no tiene aire, por lo tanto, es mejor irse por lo seguro.

 

Cargar de gas

Ya en este punto deberías de haber realizado el vacío por completo, así que proseguiremos a la parte más importante y la ultima de este proceso, que sería la carga del refrigerante al aire acondicionado. Para ello es de saber que existen varios tipos de refrigerantes, algunos puros, otros azeotrópicos, por lo tanto, tienes que saber cuál tipo de refrigerante usa tu aire acondicionado, normalmente debería decirlo en sus especificaciones o tu técnico te puede ayudar con esa parte.

Para este proceso te explicaremos como hacerlo usando el método de la recarga del gas en estado líquido, ya que esta es la forma que puede ser usada en cualquier tipo de gas, al mismo tiempo lo haremos a peso, por lo cual es necesaria la báscula, esto nos ayudara a cargar el aire acondicionado con el gas necesario.

Como dijimos necesitaremos la báscula y la botella de gas que usaremos para cargar nuestra máquina, por lo tanto, debes tener todo a la mano. Antes de que pongas la botella en la báscula debes tener en cuenta el tipo de botella que es; recargaremos nuestro sistema con el gas en estado líquido, por lo tanto hay que ver si nuestra botella cuenta con una válvula para el gas en estado líquido, o solo cuenta con una sola.

Algunas botellas vienen con una válvula para cada método, tanto liquido como gaseoso, en caso de que no la haya es probable que tengas que voltear la botella debido a que el gas en estado líquido siempre se concentra en la parte baja de la botella.

Es muy recomendable que la báscula este especializada para este tipo de tareas, por lo tanto, sabido esto, podemos colocar la botella encima de la báscula, a continuación, debemos conectar la misma manguera amarilla que teníamos en la bomba de vacío en la válvula de la botella de refrigerante, luego de esto procederemos a poner la báscula en 0 kg, esto debido a que controlaremos la cantidad de gas según se vaya perdiendo este en la botella.

Cuando todo esto esté listo, y te asegures bien que las mangueras estén bien puestas, puedes empezar abriendo la válvula de la botella de gas, y luego de esta, la del manómetro, esto para que empiece a pasar el gas a la máquina. El tiempo de la carga del gas dependerá de varios factores, algunos como la presión de la botella, la temperatura, la cantidad de gas que tiene esta y algunos otros. Pero normalmente de cinco a diez minutos está bien para maquinas domésticas.

Existen excepciones en las cuales el gas puede dejar de circular debido a que la presión en la botella y la maquina son las mismas, estos valores se pueden apreciar en los manómetros, para solucionar este problema es necesario encender la máquina y dejarla trabajar un momento para que así aspire el gas y la presión en la maquina disminuya.

Volviendo al tema de los obuses hay que tener en cuenta que una carga de refrigerante a un aire acondicionado solo se puede hacer por baja presión, por lo tanto, si nuestra maquina cuenta con dos válvulas solo usaremos la de baja presión, sin excepción alguna. En caso de que nuestra maquina solo tenga una sola válvula, deberemos encender la máquina y ponerla a trabajar en modo frio, para que de esta manera el obús pase a ser de baja presión.

La razón de esto es que si intentamos realizar la carga por una vía de alta presión, tomando en cuenta que la presión de la maquina será mayor que la de la botella, haremos el efecto contrario, ósea en vez de pasar refrigerante de la botella a la máquina, se pasará el de la maquina a la botella, posiblemente dañando el gas que esté en la botella.

Si verificamos la báscula y vemos que ya se ha restado la misma cantidad de refrigerante que la que se necesita en la maquina entonces podemos cerrar las válvulas y dar por terminado el trabajo.

 

Cuánto cuesta una carga de gas de aire acondicionado

 

Es probable que a este punto te estés contando cuánto cuesta aproximadamente este laborioso proceso, pero debes saber que el precio de este no es estándar, y depende de muchos factores, tales como el tipo de gas, como el país en el que vives, y también del técnico que haga esto.

  • Tipo de gas: Esto es un aspecto muy importante, existe una gran variedad de tipos de gas, aquellos que son puros, y otros mezclados con otros gases, normalmente se suelen utilizar en las unidades de aire acondicionado gases como el R410, R407 y R22, aunque existen varios sustitutos también, e incluso existen refrigerantes para otros usos como aires acondicionados de vehículos y sistemas frigoríficos de congeladores o neveras.
  • Impuestos: En varios países existen distintas normas sobre estos refrigerantes, puesto a que son muy dañinos para el medio ambiente, muchos países deciden colocar impuestos sobre este tipo de refrigerantes, lo cual hace que su precio se eleve, sin embargo, no todos los tipos de gases tienen los mismos impuestos puesto que unos dañan más el ambiente que otros.
  • Cantidad: Este es otro factor muy importante, debido a que no todas las maquinas llevan las mismas cantidades de refrigerante, los aires acondicionados más comunes que se suelen usar para habitaciones suelen llevar alrededor de un kilogramo de refrigerante, mientras que las unidades centrales suelen llevar entre los 3 a los 5 kilogramos de refrigerante.

Normalmente la cantidad de refrigerante que usa nuestra maquina lo indica en las especificaciones de esta.

  • Mano de obra: Este es el valor que más puede variar, obviamente no debes pensar que lo indicado en este artículo es para que hagas el proceso tu solo, ya que es bastante complicado, debes estar en compañía de un profesional siempre, todo lo aquí descrito esta solo para que sepas que es lo que van a hacer con tu aire acondicionado.

Por lo tanto deberías llamar a un técnico para que haga este proceso por ti, por lo tanto, el técnico tiene un precio por el trabajo que hace, así que este es un valor muy dependiente.

Debes tener claro que no se puede estimar exactamente cuánto nos va a cobrar el técnico por esto, aunque ellos suelen cobrar el trabajo por cada kilogramo de refrigerante que trabajen, por lo tanto, el precio final debería estar entre los 20 y los 60 euros por kilogramo más IVA e impuestos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *