Colores cálidos

María Fernandez
María Fernandez

Dentro de la gran variedad de colores que las personas puede ver, se encuentran los colores cálidos, los cuales son aquellos que van desde los tonos marrones, amarillos, naranjas y rojos generalmente. Se los llama cálidos porque se los asocia con el calor y la luz brindada por el sol.

Los colores cálidos se usan generalmente para llamar la atención en el punto que se los utilice, ya que son tonalidades más fuertes o importantes por asi decirlo. En cuanto a ambientes o habitaciones, estos colores logran que los lugares se sientan más acogedores cuando quizás son amplios y fríos.

Por otro lado, hay quienes asocian los colores cálidos como el rojo y el naranja con el calor del fuego y los volcanes, lo que los hace a la vez más llamativos, en conclusión la clasificación se debe a la forma en la que los encontramos en la naturaleza.

Generalmente la combinación de estos colores dependen del efecto que queramos lograr, si queremos lograr un efecto acogedor, es recomendable mezclar los colores cálidos entre ellos, elegir quizás distintas gamas de rojo, bordó, naranja o marrones. Por otro lado, si queremos conseguir un buen contraste, deberíamos seguir la teoría de los colores, en la cual se combinan los colores cálidos con los fríos (azules, verdes, violetas) para lograr un equilibrio justo entre ambos.

Si bien se piensa que los colores cálidos son excitantes y atractivos para quien los mire, también existen algunos que quizás no impulsen tanto este efecto, como por ejemplo los marrones. Son colores cálidos pero oscuros, no llaman tanto la atención como lo haría el rojo, naranja o amarillo, por lo que quizás brinda un poco de tranquilidad y equilibrio dentro de estas impactantes tonalidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *