¿Cómo ahorrar energía con el Aire Acondicionado?

El aire acondicionado ha sido una invención que ha redimensionado la calidad de la vida de las personas porque ayuda a que estas toleren mejor las altas temperaturas producidas en ciertos lugares en determinadas estaciones climáticas, así como en otros sitios donde estas se mantienen altas casi todo el tiempo.

Estos equipos climatizadores han propiciado que la temperatura del hogar sea más templada tanto en verano como en invierno pero, aunque estos aparatos suelen ser los que más consumen energía eléctrica en el hogar, representan hasta un 70% de gastos en esta materia.

A pesar de que se han diseñado nuevos modelos de aires acondicionados que han contribuido a ahorrar hasta un 50% de la energía eléctrica debido a que estos poseen la tecnología inverter y una eficiencia energética A+ y superiores, el costo real de la electricidad en unos países ha ido incrementando y se deben tomar en consideración algunas recomendaciones que permiten ahorrar gastos causados por el consumo de energía eléctrica.

En este artículo te presentamos algunas recomendaciones para que puedas ahorrar gastos por causa del consumo eléctrico de tu aire acondicionado:

1. Seleccionar unidades con mayor eficiencia

Uno de los aspectos que se debe tomar en cuenta para no consumir mucha energía con el aire acondicionado consiste en optar por utilizar las unidades que sean más eficientes energéticamente, para ello es recomendable utilizar una con tecnología inverter y que tenga una eficiencia de A+ en adelante, si es posible A+++.

Estas unidades aunque pueden ser más caras que las de menor eficiencia, permiten ahorrar entre 40 y 60 % de la energía eléctrica en comparación con las convencionales.

2. Elegir la potencia necesaria

Se debe calcular la potencia necesaria cuando sea el momento de adquirir un equipo utilizando una calculadora de frigorías, debido a que no es demandante instalar unidades con más ni menos potencia de la que realmente se requiere.

3. Instalar el aire acondicionado en un lugar idóneo

Hay que verificar el lugar donde se instala tanto la unidad interior como la exterior del acondicionado debido a que si esto se hace en un sitio que no sea el apropiado, puede aumentar el consumo de energía eléctrica del aparato.

4. Fijar una temperatura de consigna que sea adecuada

Se debe evitar fijar una temperatura de consigna muy baja en verano y muy alta en invierno en vista de que esto suele aumentar el consumo de energía eléctrica del aire acondicionado; la temperatura ideal en verano está entre los 24 y 27 °C, mientras que en invierno puede ir desde los 20 hasta los 23 °C.

Es importante saber que se puede incrementar el consumo de energía hasta en un 8% por cada grado de temperatura que se suba o se baje en proporción de la sugerida.

5. Mantener el mejor aislamiento posible

Si no se mantiene un aislamiento correcto en el lugar en que se encuentra instalado el aire acondicionado, se puede generar una gran pérdida de rendimiento, por lo que es importante tomar en consideración acciones como: cerrar las ventanas, las puertas, bajar las persianas, correr las cortinas, entre otras.

6. Mantener limpios los filtros del aire acondicionado

Un aire acondicionado que tenga los filtros sucios, además de que puede presentar problemas en su unidad, ocasiona mayores gastos de energía eléctrica, por lo que es recomendable que estos siempre se encuentren limpios para evitar cualquier complicación con tu equipo de climatización.

7. Mantener limpios el intercambiador interno y el ventilador

Es recomendable mandar a limpiar el intercambiador interno y el ventilador cada pocos años para mantener el aire acondicionado en forma y evitar que tenga problemas de funcionamiento y gaste energía eléctrica innecesaria.

8. Mantener limpios el intercambiador externo y el ventilador

Al igual que con el intercambiador interno, es recomendable mantener limpio el externo, procurando hacerle mantenimiento a los pocos años para que el aire acondicionado funcione de una forma óptima debido a que si la unidad exterior se encuentra con muy poca ventilación o sucia, puede aumentarse el consumo eléctrico de este equipo.

9. Utilizar la ventilación natural

Existen ciertos momentos en los cuales se puede utilizar la ventilación natural para refrescar el espacio en el cual está instalado el aire acondicionado, por lo que se pueden abrir las ventanas y solucionar los problemas de calor ahorrando gastos de energía eléctrica.

10. Utiliza el modo eco de tu aire acondicionado si lo tiene

Es recomendable verificar si el aire acondicionado tiene el modo eco debido a que al activarlo se puede ahorrar un consumo de energía eléctrica hasta de un 30%.

Todos estos consejos contribuyen con el ahorro de energía eléctrica que causa el uso del aire acondicionado. No obstante, es importante que la persona busque la orientación de un especialista y opte por requerir a personas que estén calificadas para llevar a cabo cualquier servicio de mantenimiento que haya que realizarle a su aire acondicionado.