¿Cómo funciona el lipoláser?

María Fernandez
María Fernandez

El lipo laser es un procedimiento no invasivo que se basa en eliminar la grasa de la zona deseada mediante la utilización de un láser a través de una pequeña incisión. Dadas las características de la intervención, resulta especialmente adecuado para aquellas personas que, pese a querer mejorar su aspecto físico, no están dispuestas a pasar por un quirófano ni a recibir anestesia general para lograrlo.

Lipolaser, a fondo

La técnica es realmente sencilla. En un primer momento, el especialista inyecta una solución compuesta por suero fisiológico y lidocaína que, además de dormir la zona a tratar, diluye ligeramente la grasa alojada bajo la piel. Una vez el paciente está insensibilizado, se procede a realizar unas pequeñas incisiones de apenas unos milímetros, y se introduce por ellas una cánula delgada y flexible coronada por un láser.

Bajo la piel, y al entrar en contacto con la grasa, el láser trabaja licuando los adipocitos mediante el calor que genera, convirtiendo la grasa en un líquido espeso que el propio cuerpo se encarga de eliminar (aunque, si el especialista lo considera oportuno, puede optar por aspirarlo).

Al mismo tiempo que licua la grasa, también cauteriza las venas afectadas, por lo que no existe riesgo de sangrado. Además, con ello, se estimula la creación natural de colágeno, una molécula natural del cuerpo humano que colabora en la sanación y en la normalización de la zona tratada, reduciendo, así, la flacidez tan antiestética que suele quedar como resultado al utilizar, por ejemplo, una liposucción convencional.

Para compensar la pérdida de fluidos, consecuencia lógica de la eliminación de grasa, se administra al paciente una solución de fluidos por vía intravenosa. Una vez terminado el proceso, el especialista procede a administrar un punto de sutura en los orificios a través de los cuales se ha realizado la intervención. Estos puntos, dada la pequeña incisión realizada, apenas son perceptibles una vez sanados y, al haber llevado a cabo las incisiones en puntos estratégicos, quedan ocultos al ojo humano incluso vistiendo sólo ropa interior.

Como habrás podido comprobar, el lipolaser es una técnica realmente sencilla, la cual lleva ya mucho tiempo realizándose y que, en los últimos años, ha adquirido una mayor fama por los beneficios que aporta y el nulo peligro que comporta comparado con otros procedimientos.

En este sentido, si deseas documentarte acerca de las diferencias entre el lipolaser y la liposucción, te invitamos a que lo hagas en esta misma página. Seguro que, con ello, terminas de decidirte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *