Como Hacer Que Mi Hijo Deje El Pecho


Cómo hacer que mi hijo deje el pecho

Cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Para algunos, dejar el pecho es algo que ocurre de manera espontánea a los dos o tres años de edad. Para otros, sin embargo, llevará algo de trabajo de parte de los padres para ayudar a sus bebés a dejar el pecho. Aquí hay algunos consejos para ayudar a tu bebé a dejar el pecho.

1. No te precipites

No existe una edad específica para que el bebé deje de tomar pecho. De hecho, se ha demostrado que los niños que toman pecho durante periodos más largos generalmente tienen un peso y un desarrollo más saludables. Déjale a tu niño tiempo suficiente para que se desarrolle.

2. Prueba algunas alternativas a la leche materna

Considere ofrecer la misma cantidad de leche materna en un biberón, en lugar de que el bebé succione directamente. Esto puede convencer a algunos bebés de pasar a los biberones, especialmente si son más grandes o ya no les gusta la leche. Alternativamente, intenta ofrecer leche de formula para entrenar los músculos de la boca de su bebé para los próximos pasos.

3. Establece límites

A veces, los bebés quieren seguir tomando leche materna para obtener consuelo, especialmente si se están enfrentando al estrés de entrar a la guardería o de tener un hermano recién nacido. Establece límites claros con tu bebé. Lo más importante es respetar los límites que estableces y ser consistente con el mensaje que le das a tu bebé para enseñarle el concepto de control.

LEER   Como Limpiar Unos Lentes Rayados

4. Ahórrate el juicio

Muchos padres sienten la presión de otras madres para dejar de amamantar antes. Ignora esa presión y sigue el instinto de lo que es mejor para ti y tu familia. Si tu hijo está satisfecho y quiere continuar tomando pecho más tiempo, no hay razón para detenerlo.

5. Mantente firme

Quizás tu bebé necesite un poco de tiempo para acostumbrarse al cambio y para que respete los límites que se imponen. Si se comporta mal por la negativa del pecho, mantén la serenidad y explícale el motivo por el que no puede tener el pecho.

6. Proporciona otras formas de contacto

  • Asegúrate de que tu bebé sienta contacto con su familia, como abrazos, caricias y besos.
  • Elige un Objeto de Consuelo para sus ratos en los que desea tranquilidad.
  • Aprovecha para pasar más tiempo con tu bebé y dedicarle actividades divertidas.

Tómate tu tiempo para descubrir qué le gusta y qué no a tu bebé. Si necesitas ayuda o consejos, consulta con el pediatra de tu hijo.

¿Cómo dejar de dar pecho a mi hijo de 2 años?

Cómo destetar a un niño de 2 años Reduce las tomas, Sustituye el pecho, Cambia el lugar donde te sientas para dar de mamar, Regla de no ofrecer, no rechazar, Libros que te ayuden con el destete respetuoso, Tiritas en el pecho, Anticípate a la toma con otro alimento, Papá, te toca a ti .

Utiliza estas sugerencias para ayudar a tu hijo de 2 años a dejar de dar pecho:

1. Reduce gradualmente las tomas de pecho. Hazlo lentamente, disminuyendo poco a poco el número de veces que amamantas al día.

2. Sustituye el pecho por otros alimentos nutritivos. Ofrece diferentes e interesantes alimentos para satisfacer los antojos de tu hijo.

3. Cambia el lugar donde te sientas para dar de mamar. Esta es una técnica útil para acostumbrar a tu niño a la desaparición paulatina del pecho.

4. Establece una regla de no ofrecer, no rechazar. Esto significa que debes ofrecer el pecho a tu hijo, pero si no quiere tomarlo, no debes insistir.

5. Léete algunos libros sobre el destete respetuoso. Esto te dará una idea más clara de cómo enfrentar el destete de tu hijo con consideración y amor.

6. Consigue algunas tiritas de silicona para el pecho y ponlas sobre tu pezón cuando eras das de mamar. Esto ayudará a recordar a tu hijo que ya no quieres darle el pecho.

7. Anticípate a la toma con otro alimento. Ofrécele algo para comer antes de que empiece a reclamar el pecho.

8. Más papá: es el momento de que la figura de papá cobre protagonismo. Encargarse de los momentos en los que el niño normalmente es amamantado puede ayudar a romper el hábito del pecho.

¿Qué me puedo poner en el pecho para dejar de amamantar?

Aplicar una sustancia con un sabor fuerte o amargo sobre el pezón. Cuando el niño quiere mamar se le ofrece el pecho. A algunos no parece importarles el sabor del pecho y siguen mamando. En el caso de los esmaltes, que son muy amargos, suelen ser más efectivos. Es importante recordar que estas sustancias deben ser aptas para el contacto con la piel y recomendadas por un profesional de la salud. Así mismo, dependiendo de la edad y del tamaño del bebé, no siempre es eficaz.