Cómo preparar camarones

María Fernandez
María Fernandez

Existen muchos platos en los que se emplean camarones, en todos ellos se pide que deben estar limpios, por esa razón antes de pasarte alguna receta te explicaremos la mejor forma de limpiarlos.

Esta forma que te explicaremos se usa cuando los camarones se encuentran enteros, con cabeza y cáscara. Colócalos debajo del chorro de agua fría del grifo, levante la cabeza de cada uno de los camarones para limpiar la ropa roja que se encuentra dentro.

Toma el camarón y ayudándote con el cuchillo filoso realiza un cortecito horizontal en su parte superior. Retira los costados hacia el lado de afuera y con la yema de tus dedos tira de la vena interna (es la línea oscura que veras entre la carne del camarón).

Luego retira la cáscara que recubre el camarón. En el caso de la receta que vayas a realizar aconseje dejar cáscara cerca de la colita debes tener cuidado cuando la retires, solo deberás dejar una mínima cantidad. Muchos aconsejan dejar esta sección de cáscara ya que al cocinarla se volverá más naranja dándole un mejor aspecto.

Los camarones tienen un sabor muy especial, y lo mismo que sucede con la langosta, puede variar su sabor en base a los lugares donde pertenecen.

Te daremos la receta de los camarones rellenos con queso tipo filadelfia.
Deberás pelar los camarones y quitar la vena, como te explicamos anteriormente, luego enjuágalos para que no quede ningún residuo. Abrirlos por su parte superior sin llegar a separar la carne ni hasta la cola.

Rellena la abertura que hiciste con queso tipo filadelfia y ciérralos pasándolos por harina y pan rallado. Para cocinarlos deberás freírlos, por 3 ó 4 minutos, en un aceite que esté a fuego lento. Podrás acompañarlos con una fresca ensalada de hojas verdes.

También te pasaremos una receta de los camarones al ajillo, un plato ideal para los españoles.
Ingredientes de los camarones al ajillo

  • Ajo
  • Camarones
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta
  • Perejil

Preparación de los camarones al ajillo
Colocamos los camarones limpios en un recipiente. Le incorporamos el ajo picado. Salamos cimentamos. Agregamos un poco de vino blanco, agregamos perejil (opcional). Pasamos a un recipiente apto para el fuego y cocinamos por un máximo de 5 minutos. Sírvelos en cazuelas individuales.

Para terminar te daremos algunos consejos para que puedas evaluar si los calamares son frescos. El olor debe ser puro sin rastros de amoniaco, debe ser transparente, su caparazón debe estar firme y de color gris azulado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *