Controla el estrés si quieres perder la barriga

Al leer el título del artículo, casi con toda probabilidad te estarás preguntando qué tiene que ver el estrés con perder barriga. Si es así, te animo a que leas el resto del artículo, ya que lo vas a descubrir enseguida.

Todos hemos tenido estrés alguna vez en nuestra vida, pero es cuando tenemos estrés crónico cuando podemos engordar, y sobre todo, aumentar la barriga. Esto se debe a una hormona que se llama cortisona.

Cuando el estrés es continuo, nuestro cuerpo produce una hormona que se llama cortisona. Esta hormona interfiere en la forma en la que nuestro cuerpo trata la grasa, y para no aburrirte, lo que pasa es que la grasa se termina acumulando.

Además, la cortisona favorece, especialmente, que la grasa se acumule en el estómago, por lo que si tenemos estrés va a ser imposible perder barriga, y por el contrario, lo normal es que cada vez tengamos la barriga más grande.

La barriga, además de ser un problema estético y que nos afecta en nuestra vida diaria, es una de las principales causas de riesgo cardiovascular, por lo que el estrés, además de hacernos engordar, también puede matarnos sin que ni siquiera nos demos cuenta.