Crepes de jamón y queso

María Fernandez
María Fernandez

Crepes de jamón y queso

En una época de la Francia medieval las crepes las llamaban tortas originando su forma con piedras donde las expandían de forma uniforme y sus ingredientes básicos eran harina, agua y miel. Su diseño es ser redondas y muy finas o delgadas en su contextura.

Las crepes son muy reconocidas por su delicioso sabor, son ideales para desayunos, meriendas y cenas, las crepes de jamón y queso esa combinación es perfecta ya que el queso se derrite de una manera irresistible dando un sabor espectacular y jugoso con el jamón.

Por consiguiente, las crepes de jamón y queso se pueden preparar saladas o dulces dependiendo del gusto de la persona o la ocasión, para la creatividad de muchos existen moldes con diferentes diseños donde se adapta a diversas figuras como: corazones, estrellas, triángulos, entre otros.

La gente que tiene una rutina diaria de trabajo estás crepes de jamón y queso son muy prácticas y buena opción que se puede preparar de manera rápida para complementar las comidas de muchas familias.

Así como también, para su elaboración se debe tomar en cuenta la cantidad exacta de los ingredientes pueden salir varias crepes para el consumo y distribución de las mismas.

Ingredientes:

  • 4 Huevos
  • 15 gr de aceite
  • Sal al gusto
  • 500 ml de Leche
  • 250 gr de Harina de Trigo
  • 50 gr de Mantequilla
  • 5 longas de Jamón
  • 5 longas de Queso

A continuación aprenderás a preparar Crepes de jamón y queso

Preparación:

Se debe colocar los cuatros huevos en un recipiente se le agrega el aceite, sal, la leche y la harina. Seguido de ello se bate todo muy bien con una batidora de mano y cuando no quede grumos la masa para hacer la crepe estará lista, se deja reposar la mezcla por 10 minutos.

De no tener una batidora de mano se puede utilizar un batidor eléctrico o una licuadora calculando poco a poco la mezcla que no quede muy liquida, debe quedar homogénea.

Luego encender la cocina con un sartén a fuego medio y untar mantequilla con una servilleta alrededor, esperar que se caliente.

Con un cucharón de su preferencia colocar la mezcla de forma uniforme sobre el sartén esperar aproximadamente 4 minutos a que este dorada y con la ayuda de una espátula voltearla. Repetir el mismo procedimiento para las nuevas crepes que se deseen realizar.

Al servir se pueden hacer calientes o dejando reposarlas un rato en un plato. Es recomendable acompañar las deliciosas crepes con cualquier relleno que desee como por ejemplo: Atún, carnes, pollo, ensaladas, requesón, entre otros.

Para disfrutar de las mismas crepes de jamón y queso al momento de comerlas se pueden hacer en forma de rollitos, dobladas e incluso colocando una capa sobre otra.

En ocasiones las crepes salen de su forma de ser delgadas a ser gruesas, si tal cual, se imaginan una crepe con el grosor de ¡una arepa! Deliciosa y muy suavecita. Claro, cabe destacar que mientras más elaboradas también la cantidad de ingredientes cambian.

Al que no le guste o no las conoce les indico un consejo que las prepare con mucho amor porque a cualquiera se puede enamorar con una torre de aproximadamente de 10 crepes con queso derretido entre capas, muy tentador y encantador. Nadie se debe resistir a unas crepes suavecitas o crujientes.

Se imaginan, nadie se resiste a semejante idea, llegar a casa después de un largo día laboral y conseguir en la mesa unas crepes o una torre de crepes, ¡que delicia! con un vaso de leche calientico, seguro van a querer repetir una y otra vez hasta satisfacerse.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *