Dieta para niños con diarrea

María Fernandez
María Fernandez

A los niños siempre les gusta jugar, si fuera por ellos la pasarían jugando todo el día, y a veces tiene contacto con materia que contiene gérmenes, que a simple vista no la podemos ver, pero al ponerse al contacto al cuerpo de tu niño puede causar muchos malestares, a veces no hacen  adecuadamente su aseo y rápidamente estos gérmenes se aprovechan de eso  para poder sobrevivir  y  es por ahí donde empieza todo el malestar.

¿Qué es la diarrea?

La diarrea es una inflamación de los intestinos, y habitualmente del estómago, que se manifiesta con un aumento del número de las deposiciones que se hacen normalmente y/o una disminución de la consistencia de las mismas

Medidas dietéticas frente a la diarrea

Cuando tu niño sufre de diarrea, su alimentación debe cambiar de inmediato. Ante un proceso diarreico, las medidas dietéticas que debe adoptar al paciente son:

  • Vigilar la hidratación desde el primer momento. En estos primeros momentos estamos en la etapa de tolerancia. Única y exclusivamente darás tu pequeño  líquidos y no cualquiera. Los más adecuados son: agua, suero oral que se compra en la farmacia y se prepara con agua en casa, o la solución hidratante casera denominada limonada alcalina, y que consiste en añadir a un litro de agua el zumo de dos o tres limones, una cucharilla de azúcar, una punta de cucharilla de sal y otra punta de cucharilla de bicarbonato. Son ingredientes que tenemos en casa y que nos bastan y sobran para cubrir todos los electrolitos y líquidos que nuestro pequeño  está  perdiendo.

Es bueno tener en cuenta que la persona suele encontrarse mal, muy cansada y sin ánimos para nada. Habrá que empezar por algún alimento suave, cocinado sin grasa, que no tenga fibra, y en poca cantidad. Los platos más adecuados son: arroz blanco, sopa de fideos, patata cocida, pollo o pescado a la plancha o hervidos, jamón cocido, manzana rallada sin piel, o cocida o asada, plátano, etcétera. También se puede ir incluyendo algún yogur natural sin frutas ni cereales añadidos.

Una vez transcurrida esta fase, se va tendiendo hacia la normalidad y se introduce fibra, poco o poco, para ver qué tal sienta. Siempre de forma progresiva, sin prisas, y dejando para el final los alimentos más agresivos como son las legumbres enteras, las ensaladas, las frutas crudas, los cereales integrales y la leche.

  • Evitar los alimentos flatulentos, que ocasiones gases, ya que el intestino está delicado y pasando un proceso de irritación.
  • Evitar los alimentos muy especiados, salados o azucarados, ya que irritan el estómago e intestino y, además, necesitan de agua para poder diluir la sal o el azúcar y agravan el propio proceso.
  • Evitar los alimentos grasos, ya que es el nutriente más difícil de digerir y no es el momento de dar mucho trabajo a un tubo digestivo que está sufriendo para superar un proceso diarreico. 

DIETA BLANDA

En la mayoría de los casos las mamis suelen optar por la dieta blanda ,para cuidar mejor a sus pequeños, así, en la dieta blanda los alimentos deben estar hervidos, cocidos al vapor, al horno o a la plancha empleando una nula o mínima cantidad de aceite para mejorar su tolerancia digestiva.

En la preparación de las comidas para una dieta blanda deben excluirse los chiles, la pimienta, el pimiento morrón y las especias. También se deben excluir los postres, a excepción de los yogures. Y además, es importante acompañar los alimentos de abundantes líquidos, pero se debe evitar café y el té negro (que no están recomendado para los niños), el chocolate y las bebidas gaseosas.

¿Te interesó saber cuáles con los alimentos que debes incluir en la dieta de tus pequeños con diarrea?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *