Entrenamiento social de un perro Pitbull

María Fernandez
María Fernandez

Entrenar perros de la raza Pit Bull se convierte en una tarea que requiere varias horas de dedicación y conocimientos básicos. Si no te consideras capaz de realizarlo, no debes sentirte mal por ello y entender que necesitas ayuda profesional de personas que llevan años en el tema y aun se les complica entender en total el comportamiento del PitBull para su correcto entrenamiento.

Como entrenar socialmente a un perro Pitbull

Para este tipo de entrenamiento siempre es recomendable que tu perro cuente con su respectivo collar, cadena y bozal, además que los que participen en dicho entrenamiento estén tranquilos emocionalmente y tomen la situación con mucha cautela.
Antes de entrenar socialmente a un perro PitBull debes recordar que estos caninos fueron “creados” y criados para ser perros de pelea, por lo tanto su contextura es bastante gruesa y firme, su cabeza en general es grande y musculosa, de modo que necesitaras de fuerza para dominar un perro de esta clase.

La característica insociable o peligrosa fue por culpa de los primeros criadores de Pit Bull, quienes maltrataban a los caninos, eran obligados a cruzarse con perros bastos para crearlos mas rústicos, criados en condiciones precarias y siempre estimulados a la pelea, esto quedo guardado en el código genético de los animales y en la actualidad, sobre todo en Estados Unidos, se conocen de perros potencialmente agresivos. Pero nuestro tema del día es el entrenamiento social de un canino Pit Bull.

Paseos por zonas transitadas o urbanas.

Desde pequeños y con su respectivo equipo (collar, correa y bozal) debes acostumbrarlo a caminar entre las personas, en parques y zonas transitas. Esto acostumbra al Pit Bull a ver personas, olerlas y escuchar voces de extraños de modo que cuando lleguen visitas a tu hogar o hagan ejercicios de rutina no se estrese con la presencia de otros y prefieran seguir concentrados en lo que estén haciendo. Estos paseos deben ser desde cachorros, de modo que se acostumbren al bozal (los incomoda) y a caminar a tu lado.

Estaciones o descanso al lado de otros perros

Un Pit Bull siempre quiere explorar su alrededor y por genética no tolera a otros perros. Para evitar este comportamiento debes realizar pequeños descansos cerca de otros perros y permitirle que los conozca (siempre con su bozal). Oler a otras mascotas, estar quieto en un lugar sin la necesidad de jugar con ellos o mostrar superioridad acostumbrara al Pit Bull a ser más sociable.

Preséntales a otras personas

Este punto es el más importante en el entrenamiento y requiere de aprovechar cada visita como una oportunidad para entrenar a tu mascota, es común que al llegar alguien a casa cualquier raza canina atienda primero la puerta, que esto no te estrese.
La primera parte del entrenamiento requiere avisarle al visitante que estas entrenando a tu perro y que una vez abras la puerta, no debe seguir hasta que tú le des la orden. Al abrir la puerta, realiza el respectivo saludo como humanos que son y de ser posible darle la mano, un pequeño abrazo o cualquier contacto físico, paralelo a esto tu mascota estará olfateando tu visita.

La segunda parte del entrenamiento será ponerte delante de tu mascota e invitar a seguir a tu visitante. Debe entrar pausadamente, sin hablar alto y sin tan siquiera saludar al canino. Por último debe sentarse en una zona visible para tu canino, no debes darle órdenes de quieto o salir a la mascota, ya que pensara que algo está fuera de lugar. La tercera parte del entrenamiento es la despedida, la cual debe realizarse similar a la primera parte.
De este modo y con nuestros pequeños consejos el entrenamiento social de un perro Pit Bull comenzara con paso firme, convierte a tu perro en una mascota más tranquila en compañía de otros y mejora su comportamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *