Fitness acuático para embarazadas

María Fernandez
María Fernandez

El fitness acuático apara embarazadas es una buena forma de prepararse físicamente para parir. Tanto el caminar como el nadar, son los mejores ejercicios para la mujer embarazada, primero porque mantiene su fondo físico y también para preparar el cuerpo para el parto, ya que ambos ejercicios fortalecen el área pélvica.

La flotación y la presión hidrostática que ejerce el cuerpo de la gestante mientras está dentro del agua, provocan una importante descarga articular y muscular, así como una mejora de retorno venoso, incluido la posición vertical. Estos efecto son ideales para las mujeres gestantes, ya que las articulaciones, especialmente la columna vertebrar, están sobrecargadas.

El agua posibilita cambiar fácilmente la intensidad del movimiento, evitando descompensaciones en los músculos, y modificar la posición con facilidad, de forma lenta y sin riesgo de caídas, estimulando así al feto.

A esto, se le añade la agradable sensación que se tiene en el agua, ya que la mujer embarazada puede hacer el trabajo esencial con comodidad y sin tener que sudar. También posibilita separar a la gestante del ruido de alrededor, promoviendo la conexión mente- cuerpo y la comunicación con su bebé.

Algunos ejercicios acuáticos para embarazadas

Abdominales: Sujeta al bordillo de la piscina, pega la espalda a la pared, luego coge aire, junta las piernas y mantenlas estiradas para luego levantarlas lentamente.

Periné: De pie, tocando el fondo, cruza las piernas y de puntillas contrae el suelo pélvico para espirar.

Relajación de músculos: Nada de espaldas hasta la escalera del área que cubre, déjate flotar verticalmente moviendo con rapidez los brazos y las piernas para relajarlos.

¿Has probado a hacer ejercicios acuáticos? ¡Cuéntanoslo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *