Fitness para mejorar tu sexualidad

María Fernandez
María Fernandez

Todos sabemos los grandes beneficios de hacer ejercicio físico: mejorar la salud, aumenta el autoestima, el aspecto, las relaciones sociales y es ideal para reducir el estrés. Pero ¿Sabías que el deporte mejora mucho la vida sexual? En este post de doncomo.com te lo haremos saber.

Tener un mal estado de salud puede conducirnos a todo tipo de problemas, entre ellos una disfunción sexual, esto pasa en los dos sexos. En este artículo os contamos cómo hacer ejercicio puede ayudarte en el ámbito sexual, tanto físicamente como mentalmente.

Muchas personas hacen ejercicio para tener unas mejores condiciones de salud, pero son muchos los que están matriculados en el gimnasio para mejorar su imagen. En realidad, estos dos objetivo se complementan.

Gracias al deporte nos sentimos mejor, más contento con nuestro cuerpo y potenciamos nuestra autoestima. Esto es principal, sobre todo en el ámbito sexual: tener confianza en sí mismo ayuda a sentirse seguro de nuestro cuerpo. No es algo solamente físico, sino que tener una mayor confianza en nosotros mismos hace que los demás también lo vean.

El estrés en el entorno laboral y personal al que estamos rendidos diariamente puede hacer mucho daño en nuestro estado de ánimo. Lo mejor es que el ejercicio funciona como un elemento anti-estrés, ya que a través de la práctica deportiva se potencia la producción de hormonas que regulan nuestro estado de ánimo. Normalmente, la hormona que más relacionamos con el deporte es la adrenalina, que eleva la presión arterial y eleva la temperatura de nuestro cuerpo.

Ejercicios que ayudan a mejorar la vida sexual

Algunos de los ejercicios que ayudan a tener una vida sexual más interesante son:

  • Ejercicio cardiovascular: Cualquier ejercicio de cardio como correr, hacer bicicleta, patinar, la elíptica,  mejorar el sistema inmunológico, el riego sanguíneo, lo que hace que las zonas de nuestro cuerpo sean más sensibles. También ayudará a que los pulmones tengan un mayor rendimiento, haciendo que la resistencia crezca.
  • Ejercicios para piernas y glúteos: Las elevaciones de pelvis son perfectas para trabajar la parte de atrás de los muslo, el abdomen y los glúteos. Además es esencial hacer funcionar la parte interna de los muslos.
  • Estiramientos: Los estiramiento son muy importantes, ya que deben incluirse en todos los entrenamientos. En especial, el estiramiento de apertura de pelvis, en el que las piernas se flexionan mientras estamos sentados, juntamos las plantas de los pies y bajamos hasta el máximo que podamos las rodillas al suelo, no permitirá acoger posturas más cómodas.

¿Te han ayudado estos consejos para mejorar tu vida sexual?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *