Fitness para personas asmáticas

María Fernandez
María Fernandez

El asma es un problema de salud de tipo respiratorio que se basa en dificultades para respirar de forma correcta, la llamada disnea, y la falta de alientos unida al sonido de silbidos que se escuchan al respirar. Los ataques de asma puedes ser producidos por ejercicio en exceso, aspirinas, polvo, reacciones alérgicas, polución y emociones fuertes. En este post de doncomo.com os mostramos algunos ejercicios interesantes que pueden practicar las personas asmáticas.

Ejercicios para personas asmáticas

Hacer una actividad física en un sitio con alto nivel de humedad, lo mejor para ello es hacer natación que se considera el deporte que menos ataques de asma producirá en las personas con este problema, ya que el aire se encuentra por encima del agua y suele ser más temblado, con más humedad. Más tarde, se pueden hacer actividades como bicicleta o dar un paseo que, aunque tiene un poco más de riesgo que la natación si se controla la intensidad se puede evitar los ataques asmáticos.

Footing para personas asmáticas

Correr es uno de los ejercicios que mas gasto de energía produce, en el caso de las personas asmáticas, deberá ser la última de las 4 actividades mencionadas, ya que al practicarla existe el riesgo de sufrir más ataques de asma. Es necesario nombrar algunos accesorios que se vuelven imprescindibles a la hora de que un asmático practique este  ejercicio, como por ejemplo, una máscara facial o una braga para correr o andar en zonas con aire más frío para conseguir controlar la humedad.

Procedimiento necesario antes de hacer algún deporte

Hay que tener en cuenta que las personas asmáticas que quieran hacer deporte deben seguir un tratamiento para prevenir los ataques de asma, por lo que es aconsejable que visite a su médico de cabecera para que le informe antes de que empiece a realizar alguna actividad y que le recete la mediación correcta.

Antes de empezar con el ejercicio, la persona asmática deberá hacer un calentamiento y planificar la actividad en etapas: más lenta o moderada. La actividad física es necesario que esté dividida en partes de 5 minutos cada una, aproximadamente, siempre con una intensidad leve o moderada. La persona deberá tener siempre a mano un inhalador y debe usarlo cuando comience a sentir los síntomas de ahogo. Para terminar, es aconsejable que del mismo modo que las personas diabéticas, hagan ejercicio con alguien por si ocurriera algún ataque de asma.

¿Te han sido útiles estos consejos? ¡Cuéntanoslo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *