Flamenquín con salsa pimienta

María Fernandez
María Fernandez

Flamenquín con salsa pimienta

Los flamenquines son enrollados de diferentes tipos de carnes compuestos por una variada gama de ingredientes, lo que hace del platillo un menú variable en sabor y texturas. Normalmente el mismo se suele acompañar de unas papas fritas sin embargo son muchas las personas que optan por otro tipo de guarnición.

La receta original de flamenquín surgió en el año 1939, en sus inicios se elaboraba un rollo de aproximadamente 40 centímetros de largo, sin embargo, al pasar el tiempo surgieron variaciones de tamaño siendo la más famosa hoy en día los flamenquines de unos 10 centímetros de largo aproximadamente, incluso gran variedad de restaurares lo sirven en pequeñas rodajas acompañados de salsas para hacer el disfrute del menú una experiencia más apetitosa.

A continuación, se compartirá una receta de flamenquín con salsa pimienta, ideal para aquellos comensales que les gusta el toque picante que brinda la pimienta.

Ingredientes a utilizar en la preparación

A pesar de que son varios los ingredientes a utilizar, son comunes, sencillos de conseguir Y cada uno de ellos son los que hacen posible el éxito total de este platillo, a continuación, te listo cuales son:

  • 10 filetes de cerdo finos.
  • 10 lonjas de jamón.
  • 10 lonja de queso.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • 250 gramos de nata.
  • Pimienta en grano (opcional).
  • Pimienta molida.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • Aceite para freír.
  • 1 chorrito de brandy.
  • 1/2 vasito de caldo de carne o verduras.
  • Sal al gusto.

Modo de preparación

Es importante seguir cada uno de los procedimientos enumerados seguidamente para asegurarse de que el menú quede perfecto y listo para ser degustado.

  1. Agarra los finos filetes de cerdo y condimenta con un poco de sal y pimienta al gusto.
  2. Coloca la carne en una bandeja y añade una lonja de jamón y otra de queso, a cada uno de los filetes que posees.
  3. Enrolla con cuidado para que no se desarmen. Para poder sujetarlos bien te recomiendo utilizar un palillo de cocina.
  4. Coloca los huevos en un tazón y bate bastante hasta que los mismos se tornen espumosos.
  5. Luego baña cada flamenquín con huevo y pásalo por pan rallado; repite el procedimiento dos veces con cada rollo para que la cubierta quede bien crujiente.
  6. Agarra una sarten, coloca suficiente aceite y pon a calentar, para luego freír los enrollados.
  7. Mientras los flamenquines se doran, ve realizando la salsa pimienta.
  8. En una olla agrega la nata, los granos de pimienta, un poco de pimienta molida, dos cucharadas de mantequilla, sal al gusto, un chorrito de brandy, el caldo de carne o verdura y llévalo al fuego lento por varios minutos. Durante la cocción ve mezclando para que los ingredientes se puedan integrar por completo.
  9. Una vez que la salsa y los flamenquines estén listo será la hora de emplatar. Para ello corta los flamenquines en rodajas de esta manera se podrá apreciar cada una de las capas que lo conforman, coloca en un plato plano y rocía por encima un poco de salsa de pimienta, si deseas darle un toque de color puede agregarles unos trozos de perejil. El resto de la salsa colócalo en un tazón, para que tus invitados la degusten.

Este platillo es fabuloso como aperitivo, sin embargo, algunas personas lo sirven con un poco de arroz, ensalada, verduras al vapor entre otras guarniciones; para convertirlo en un menú completo ideal para el almuerzo. Igualmente puede ser elaborado al horno, de esta manera se convierte en el menú perfecto para aquellas personas con un régimen alimenticio estricto en el cual tienen prohibido el consumo de frituras. Además, la salsa de pimienta también puede ser elaborada con queso crema o yogurt natural, esta variación es pensada precisamente en aquellas personas que no les gusta la nata o que por alguna razón evitan su consumo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *