Flamenquines con avena

María Fernandez
María Fernandez

Flamenquines con avena

Son tantas las maneras de disfrutar un flamenquín que te sorprenderás y lo mejor es que esto no se basa solamente en su relleno, sino también en su envoltura. A continuación, vamos a preparar un bocado de estos, pero pensando en aquellas personas que son amantes de la avena. Esta receta de Flamenquines con avena utiliza cuatro ingredientes realmente sanos y fáciles de conseguir, ideal para las personas con un régimen estricto alimenticio.

Ingredientes a usar en el platillo

Esta preparación es muy singular ya que se utiliza un ingrediente clave que le confiere la principal característica a este plato. Seguidamente te listo los ingredientes a emplear:

  • 2 pechugas de pollo.
  • Jamón serrano.
  • Queso amarillo.
  • 3 huevos.
  • Una taza de avena.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Perejil.
  • Ajo.
  • Aceite de oliva.

Modo de preparación

En este sentido, vamos a visualizar de un modo detallado cada uno de los pasos a seguir para poder disfrutar de unos deliciosos flamenquines cubiertos con avena.

Paso 1

Lo primero que vamos a hacer será lavar las pechugas de pollo, retirarle la grasa que posea y cortar en filetes delgados de unos 10 centímetros de largo. Si quieres lograr filetes más finos le recomiendo que le haga unos cortes por encima de su superficie, pero sin perforar por completo, luego se cubre con papel plástico transparente de cocina y se le da golpes con un martillo para aplastar y así lograr que la pechuga quede más fina.

Paso 2

Una vez obtenido cada uno de los filetes, se le agrega, sal, pimienta, ajo picado y machacado, además de perejil y aceite (aunque este último es opcional). A continuación, le añadimos el jamón serrano (si observas que es muy poca cantidad puedes añadirle otra rebanada de jamón) y una de queso amarillo de tu preferencia. Un consejo realmente valioso es que el queso no debe llegar a ninguna de las orillas de nuestros filetes ya que puede derretirse y salirse de la carne cuando toque cocinarlos. Posteriormente envolvemos de modo que quede como un rollito.

Se recomienda que si en el momento de picar o aplanar el filete se le hace una abertura se cubra colocando encima de este un trozo de jamón para evitar que los ingredientes se salgan del interior.

Paso 3

Coloca en un plato, la medida de una taza de avena ya sea en hojuelas o harina, esto va a depender del gusto de la persona, sin embargo, si desea que su flamenquín quede muy crujiente se recomienda utilizar las hojuelas de avena.

Paso 4

En otra taza agregue los huevos y con la ayuda de un tenedor se baten lo más que pueda.

Paso 5

Si tu elección fue utilizar avena en hojuelas toma cada rollo y pásalo primero por el huevo batido y luego por la avena. Si por el contrario elegiste la harina de avena, toma cada flamenquín, cúbrelo primero de la harina de avena, pasa por el huevo y de nuevo por la harina. Esto lo haremos con cada uno de nuestros rollitos. Lo importante es cubrir hasta la parte más mínima de nuestros enrollados para que no se salga el queso.

Paso 6

En seguida, busca una sartén, agrega una cantidad copiosa de aceite y coloca cada uno de los flamenquines primero por la parte donde se unen los extremos, esto para asegurarse que a la hora de voltear no se desarmen.

Paso 7

Cuando ya estén bien dorados y crujientes por un lado le damos la vuelta. Finalmente, una vez listos, sácalos de la sarten y ubícalos en papel absorbente, deja reposar unos minutos, sirve y a degustar los deliciosos flamenquines con avena.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *