Haz deporte para dejar de fumar

María Fernandez
María Fernandez

El ejercicio físico produce endorfinas, sustancias que hacen que te sientas bien y que tu cerebro crea para producir algo parecido a la nicotina. Con el deporte no tendrás que preocuparte tanto cuando tengas ansiedad.

Además, hacer deporte te ayuda a estar ocupado y no pensar en fumar, el ejercicio físico colaborará para que no aparezca la ansiedad y por consiguiente los kilos de más que se suelen coger cuando se deja de fumar.

Los mejores ejercicios son los cardiovasculares

La función de la nicotina es aumentar la frecuencia cardíaca, lo que provoca que el metabolismo trabaje más rápido y consuma más energía. Ese es el principal motivo por el que dejar de fumar hace que engordemos. Haciendo deporte, nuestra tasa metabólica aumentarápara impedir que cojamos kilos de más.

Cuando dejamos de fumar, lo mejor es hacer ejercicios cardiovasculares, ya que fumar provoca la obstrucción de las arterias debido a la nicotina y el dióxido de carbono. El deporte facilitará la vasodilatación y hace que el oxígeno tenga mucha más presencia que el dióxido de carbono. Por ello, el exfumador cuando haga este tipo de ejercicios, se sentirá mucho mejor. Tendrán mayor energía ya que su cuerpo no recibe las cantidades habituales de dióxido.

Hacer deporte es una fuente de bienestar

El exfumador experimenta una gran sensación de bienestar cuando hace deporte, además cuando realiza actividad enérgica, el mono lo superará más fácilmente que si no hiciera ejercicio. El motivo es que se descarga adrenalina y se combate la ansiedad que aparece en ese momento.

Durante los primeros 3 o 6 meses, la mejora física de la persona exfumadora es brutal, y los resultados se observan desde el primer día. Es ideal que las personas que fuman hagan deporte, ya que les permitirá sentirse con más fuerzas y ganas para dejarlo. Hacer ejercicio mejora el autoestima de las personas que han dejado el tabaco.

Mimarte más

Ir al gimnasio también es muy recomendable para las personas exfumadoras, ya que cambiar la situación anterior por una más saludable conduce a que los que han dejado de fumar no tengan tentaciones de más. Dejar de fumar conlleva a que te cuides y quererte más aún de lo que lo hacías antes. Lo mejor es que se combinen varios ejercicios o deportes para que te ayuden a terminar con el tabaco.

¡Cuéntanos si estos consejos te han ayudado a dejar de fumar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *