Hipnosis para adelgazar

María Fernandez
María Fernandez

La pérdida de peso por efecto de la hipnosis debe considerarse eficaz solamente si se realiza al mismo tiempo con un programa para adelgazar en el cual se contemple ya sea el ejercicio físico o ya sea una correcta alimentación, normalmente será una dieta pobre en carbohidratos, azúcares y grasas pero rica en proteínas, vitaminas, cereales, y legumbres. La dieta mediterránea considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad es una buena base para llevar a cabo una correcta alimentación desde el punto de vista de la salud.

La hipnosis para adelgazar, por consiguiente, si está integrada dentro de un régimen dietético sano de este tipo, puede ayudar a estabilizar el control emotivo del hambre y sus implicaciones. En particular la hipnosis para perder peso puede ayudar al paciente que está realizando dieta a gestionar mejor aquellas fases consideradas más peligrosas: Las recaídas. Muchas veces el paciente una vez ha conseguido el peso que buscaba, desaparece la motivación inicial que lo ha llevado al resultado que tanto esfuerzole ha costado conseguir, dejándose llevar por los viejos hábitos. El resultado de tal actitud provoca generalmente incomodidad y pérdida de autoestima.

Gracias a la hipnosis para adelgazar se pueden resolver aquellos impulsos nerviosos que normalmente inducen a las personas a comer de manera no demasiado correcta sea desde el punto de vista de la calidad sea desde el punto de vista de la cantidad. No es solo la cantidad de comida consumida aquello que determina el aumento del peso si no la cualidad de dicha a comida, el modo de alimentarse y el ritmo de asimilación, que llegados a este punto, pueden verse seriamente comprometidos, llegando a provocar un aumento sustancial e injustificado del peso. Si unimos estos factores al estilo de vida de una persona, podemos comprender porque la ayuda de la hipnosis para perder peso puede llegar a ser fundamental para un individuo que quiere perder unos quilos de más.

A través de la hipnosis para adelgazar se busca bucear en el subconsciente de la persona y liberarla de una serie de sufrimientos que la han llevado, con el paso el tiempo, a adoptar ciertos comportamientos, muchas veces compulsivos, a los cuales el paciente no es capaz de renunciar. Uno de estos vicios es por ejemplo la comida.
A través de la hipnosis para adelgazar se puede descubrir por ejemplo que algunas personas adultas y con problemas de peso, de jóvenes fueron forzados por sus padres para comerse todo el plato. Y si no lo hacían esto generaba por parte de sus padres una penalización que llevaba a este último a acumular una sensación de ansia respecto a determinadas acciones. Por lo tanto el objetivo qué debe cumplir la hipnosis para perder peso en un paciente con estas patologías es el de transformar aquella asociación inconsciente según la cual acabarse el plato conllevaba una gratificación.
Existe entonces una patología nerviosa de la comida que tiene como objetivo imperante el consumo de comida en diversos momentos del día o el consumo de una pequeña cantidad de comida absolutamente fuera de lo común en un pequeño espacio de tiempo.

Seguramente las sesiones de hipnosis para perder peso ayudan a las personas que quieren perder peso, especialmente ayudándolas a conocer las causas de porque llevan encima unos kilos de más, con la fuerza,  la voluntad de realizar una actividad física importante y una alimentación sana y equilibrada pueden llevar a óptimos resultados.

Para una terapia eficaz de hipnósis para adelgazar, se necesitan varias sesiones de carácter como mínimo semanal. Cada sesión suele costar de unos 45 minutos es importante encontrar un buen psicoterapeuta, un buen  dietista y una rutina deportiva seria y constante.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *