Historia de la esclavitud

María Fernandez
María Fernandez

Los seres humanos hemos sido durante mucho tiempo seres egoístas y egocentristas que creemos ser dueños de todo, incluso de otros seres humanos, discriminando por su físico, su etnia, raza u origen impidiendo que estos hagan valer sus derechos como cualquier otro ser humano. En un punto de nuestra existencia esto llego a ser legal y podría ser la parte más negativa de nuestra historia, la esclavitud. Una época en la que se vivió la ausencia de la libertad y los derechos humanos que tristemente existió por mucho tiempo en el mundo.

Era una costumbre antigua el someter a personas prisioneras de guerra, de diferentes etnias, culturas o razas a ser esclavizados de por vida. Eran comprados por personas de alto poder económico que “necesitaban” de ellos para llevar a cabo los trabajos fuertes del hogar y el campo. Las mujeres eran usadas como niñeras, cocineras, servicio e incluso para favores sexuales forzosos; mientras que los hombres trabajaban en las siembras, trabajos de construcción y como militares de guerra.

Aunque no se tiene una fecha exacta del origen de la esclavitud, se estima que tuvo un periodo comprendido entre el año 650 y 1905. Para este entonces habían distintas maneras de ser un esclavo además de las mencionadas más arriba, por ejemplo, si tenías alguna deuda imposible de pagar serías esclavo de por vida, si cometías un delito, la ley era convertirte en esclavo, incluso habían madres y padres que solo por necesitar dinero vendían a sus hijos como esclavos, una situación denigrante y humillante para todo ser.

Los hombres adinerados que no poseían esclavos, eran maltratados física y psicológicamente por la sociedad, pues era obligatorio poseerlos. En algunos países los esclavos no eran vistos como esclavos, sino más bien como servidumbre y debían atender a sus amos por toda su vida, en otros países eran vistos como esclavos y podían incluso ser maltratados cuando el amo lo decidiera. Algunos de los otros trabajos podían ser netamente administrativos sustituyendo la presencia del amo en el área de trabajo únicamente, si el amo se encontraba presente este pasaría a segundo plano y actuaría como un asistente personal. Realmente eran muchas las cosas que podían llevar a cabo, todo dependía directamente del amo pues algunos podían actuar de una manera más noble e incluso ayudar a sus esclavos.

Lamentablemente eso era un negocio tan lucrativo que llego a ser la principal fuente de ingresos de diferentes civilizaciones, hasta que finalmente a partir del año 1761 comenzó la revolución de la abolición de la esclavitud, comenzando por Portugal seguido del resto del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *