La angina de pecho

María Fernandez
María Fernandez

¿Cómo identificarla?

La angina de pecho es una condición que viene dada por la falta de circulación sanguínea en el corazón. Esta condición se manifiesta normalmente con un fuerte dolor de pecho.

La angina de pecho puede tener cierto parecido con un infarto, sin embargo, el infarto al miocardio da lugar a la muerte del corazón. Tanto el infarto al miocardio como la angina de pecho se catalogan como enfermedades coronarias agudas.

Existen dos tipos de anginas principales, las cuales se diferencian según su comportamiento. Existe un tipo de angina que puede predecirse con cierta antelación en situaciones de estrés o ansiedad y suele durar cinco minutos o menos, para que este dolor se alivie bastará con reposar por un momento. Es el tipo de angina que posee la mayoría de los portadores de esta enfermedad.

El otro tipo de angina es la angina de pecho impredecible, tal como lo indica su nombre, es imposible predecir cuándo se presentará el dolor. No es necesario estar en situaciones de estrés o ansiedad ya que puede aparecer en cualquier momento. Un reposo no es suficiente para calmarla, también suele durar más que la angina de pecho normal y presentarse de forma más dolorosa. Con este tipo de angina se debe tener cuidado ya que puede ser un síntoma de un posible infarto que la precede.

¿Cómo aparece?

El corazón recibe y bombea sangre por arterias principales, llamadas arterias coronarias, estas arterias, además, son las que permiten que el corazón ejecute su característico movimiento para bombear la sangre a todo el cuerpo.

Cuando el corazón exige más cantidad de sangre para cubrir la demanda del cuerpo las coronarias no pueden satisfacerlo por lo que el corazón deja de recibir la sangre que necesita para funcionar correctamente (isquemia) y comienza a doler el pecho.

Los síntomas de la angina de pecho

Tiene un síntoma bastante característico que suele confundirse con un infarto al miocardio, y es que, se presenta un dolor en el centro del pecho que puede extenderse hasta el cuello y el brazo izquierdo. El “dolor” lo describen las personas que lo sufre como una opresión. Suele durar unos minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *