La Cirugía Bariátrica y la pérdida de peso pueden mejorar el asma

María Fernandez
María Fernandez

De acuerdo a los resultados de un estudio reciente, la cirugia Bariatrica reduce el riesgo de complicaciones por el asma en pacientes obesos, lo que sugiere la eficacia de la pérdida de peso en la morbilidad del asma. El informe con los resultados del estudio fue publicado recientemente en la revista de Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica.

El asma y la obesidad son problemas de salud pública en muchas partes del mundo. Solo en Estados Unidos se estima que el asma afecta a unos 26 millones de personas, en ese país se conoce que un 35% de los adultos son obesos.

Estudios anteriores han demostrado que la obesidad y el desarrollo de asma están estrechamente relacionados, lo mismo sucede con el riesgo de exacerbaciones, y el mayor riesgo de hospitalización por estas complicaciones. Por lo que es un problema en el manejo del asma y en la asistencia sanitaria en general. Sin embargo, poco se sabe sobre el efecto de la reducción de peso en la morbilidad del asma.

Kohei Hasegawa, del Departamento de Medicina de Emergencia en el Hospital General de Massachusetts y sus colegas trataron de examinar si la cirugía bariátrica se asocia con una disminución rápida y sostenida en el riesgo de cuadros de ataque de asma. Para ello, los investigadores llevaron a cabo estudios de series de casos auto-controlados de 2.261 pacientes obesos con asma, de entre 18 a 54 años, y eligieron la cirugía bariátrica como medio para la disminución inmediata de peso.

El primer paso para el estudio consistió en la visita a los pacientes hospitalizados por ataques de asma desde 2005 hasta 2011. Luego, los investigadores compararon el riesgo de sufrir un ataque de asma en un periodo de 13-24 meses antes de la cirugía bariátrica, con el riesgo de 12 meses después de la intervención de cada paciente.

Los resultados revelaron que en los 13 a 24 meses antes de la cirugía, el 22% de los pacientes necesitó por lo menos una hospitalización por exacerbación del asma. En el año antes de la cirugía, el riesgo de una visita u hospitalización persistió después de 24 meses. Sin embargo, a los 12 meses después de la cirugía, el riesgo de una visita u hospitalización por complicaciones y ataques asma disminuyó al 10,9% de los pacientes y se mantuvo en las mismas cifras 24 meses después.

Los investigadores concluyeron que debido a que el beneficio de la cirugía bariátricapodría ser compensado por el costo y los riesgos de las complicaciones quirúrgicas de alta inicial, el hallazgo también hace hincapié en la importancia de los enfoques seguros y eficaces, no quirúrgicos para lograr la pérdida de peso importante, con lo que probablemente se beneficiaría a millones de los pacientes obesos con asma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *