La felicidad puede ser transmitida por medio del olfato

María Fernandez
María Fernandez

La felicidad es un tema muy polémico en cuanto a la clásica pregunta ¿qué es la felicidad?, para nosotros la felicidad es ese sentimiento o emoción que experimentamos cuando algo nos sucede de manera positiva, o simplemente algunos detalles en nuestro día a día que nos llenan de alegría y pensamientos positivos.

Lo cierto es que este ha sido un tema de investigación muy extenso y actualmente se abrió la hipótesis de que la felicidad puede ser transmitida por medio del olfato. Increíble, ¿cierto?

Según un estudio realizado por la Universidad de Koc en Turquía y el Instituto Superior de Psicología Aplicada de Portugal, existe la posibilidad de que por medio de sustancias secretadas por el cuerpo humano podamos transmitir “felicidad“.

¿Cómo es esto posible?

Cuando experimentamos un momento de alegría y felicidad, el cuerpo humano segrega sustancias químicas que expulsamos a través del sudor, éste tiene un olor particular por las sustancias químicas y por ende son aspiradas por las personas a nuestro alrededor.

El coautor del estudio dice: “El sudor humano que se produce cuando una persona es feliz induce un estado similar a la felicidad en una persona que inhala este olor.”

Para llegar a estos increíbles resultados, realizaron estudios en 12 hombres saludables, específicamente se tomaron muestras de su sudor después de haber experimentado emociones como la alegría. A su vez, se analizaron una cantidad de aproximadamente 30 mujeres jóvenes al momento de oler el sudor de muestra, el resultado del análisis es una sincronización en el comportamiento de las jóvenes y su propio sudor, lo que implica un comportamiento “feliz“…

Un estudio que nos abre las puertas a nuevos conocimientos y que abre otras interrogantes como por ejemplo: ¿El miedo también se transmite?… Además es grandiosa la idea de poder compartir y transmitir buenas energías y felicidad a otro, tal vez esto sea lo que necesitamos, ¿no?

Una interrogante muy válida que daría otra opción al por qué los perros “huelen el miedo“. Esta es posiblemente, su próxima investigación y estaremos al tanto para esta nueva información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *