La hipertensión arterial

María Fernandez
María Fernandez

¿Cómo identificarla?

La hipertensión arterial, tal como su nombre lo indica, se caracteriza por un aumento prolongado en la actividad cardiaca, por encima de los valores que, según comparaciones con otras personas, son considerados óptimos para ciertos rangos de edad y condición física. Sin embargo, los valores que son considerados óptimos por defecto son 140 en la sistólica y unos 90 en la diastólica, los cuales se abrevian como 14/09, máxima y mínima.

De seguro alguna vez en tu vida te has sometido a un chequeo de presión arterial. Este examen se compone de dos fases, el medir la presión alta y la presión baja. Estas dos escalas corresponden a la tensión arterial sistólica y diastólica, respectivamente.

¿Cómo comienza?

No se sabe a ciencia cierta cuales son los factores que desencadenan la presión arterial alta, esto por lo menos, en el grupo de los hipertensos “altos”, es decir, que tienen valores por encima de lo normal en su tensión arterial sistólica. Este tipo de hipertensión la posee un 95% de las personas diagnosticadas con hipertensión. Sus orígenes, por nombrar algunos posibles, pueden venir por herencia, raza, una alimentación no balanceada y sedentarismo.

La hipertensión secundaria, por su parte, la posee un 5% de la población hipertensa. La causa de este tipo de hipertensión si se conoce, su origen viene dado por los efectos de tumores renales, mal funcionamiento de los riñones, medicamentos o adicción a las drogas.

Primeros síntomas

Es una enfermedad asintomática, pero que si no se trata a tiempo puede ir degenerando todo nuestro organismo de una manera progresiva. Se debe tener especial cuidado con una persona a la cual le fue diagnosticada hipertensión ya que deberá tener un control cotidiano para evitar que la enfermedad avance. Unos cuantos ejemplos de lo que puede causar esta enfermedad es angina de pecho, hemorragia, embolias e infartos.

¿Cómo se diagnostica?

Se deberá medir la tensión arterial y llevar un control de esta, si se encuentra fuera de los valores normales por mucho tiempo entonces se procederá a diagnosticarla. En el caso de las personas que han sido diagnosticadas con esta enfermedad, deberán adquirir un método para medir su tensión regularmente, en la actualidad existe en el mercado numerosos aparatos electrónicos con este fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *