Liposucción Pros y Contras

María Fernandez
María Fernandez

Las liposucciones no son algo que hacerse en el cuerpo así como así, y antes de someterse a una cirugía en el quirófano, debes sopesar los pros y los contras que conlleva este tipo de liposucción.

Para ello, en liposucción precio vamos a intentar ayudarte todo lo posible analizando los principales beneficios y problemas derivados de la liposucción con técnicas actuales o la liposucción láser.

Como bien debéis de saber ya a estas alturas, el único tipo de liposucción sin cirugía que existe es la cavitación, pero para no entremezclar, vamos a dedicar este artículo a las liposucciones con cirugía, incluyendo la liposucción láser.

Pros

Hacerse una liposucción conlleva beneficios, sino ni se realizaría. Es ampliamente conocido que la mejor parte de una liposucción es la eliminación de la grasa de una zona del cuerpo humano de manera permanente. En raras excepciones la grasa vuelve a aparecer en la zona tratada, pero en un menor volumen, además de que no es algo común.

Prácticamente cualquier persona puede realizarse una liposucción (no nos referimos a realizar una liposucción casera, sino a pasar por el quirófano, bien con técnicas tradicionales o con liposucción láser). A excepción de los niños, adolescentes y las personas muy mayores, gente de todas las edades pueden pasar por el quirófano sin problemas.

A largo plazo las liposucciones proporcionan unos resultados increíbles, con piel firme, peso reducido, grasa eliminada…estéticamente es una cirugía que merece la pena realizarse, ya que aunque con el ejercicio puedas bajar peso y fortalecer el cuerpo, hay muchas personas con un metabolismo que no les permite reducir el volumen de, por ejemplo, su abdomen, y una liposucción láser o convencional de abdomen les da la firmeza que quieren.

Contras

Pero las liposucciones también cuentan con un lado oscuro, y en liposucción precio queremos que tengáis en cuenta que no es oro todo lo que reluce. Las liposucciones no son la cura para la obesidad y, pese a eliminar la grasa de una zona (como con liposucción láser abdominal), el cuerpo humano tiende a equilibrarse de manera natural y parte de esa grasa eliminada vuelve a salir en zonas no tratadas.

El ratio de muertes en quirófano por operaciones de liposucción y problemas posteriores derivados es de 1 persona por cada 5.000 operaciones.

Esta tasa es bastante elevada y la mayoría de muertes ocurren debido a que la persona a operar no cumplió todo lo que el anestesista y cirujano le recomendaron como pre-operatorio.

La recuperación de las operaciones de liposucción son lentas y dolorosas. Pese a que los resultados a largo plazo son espectaculares, a corto plazo no podremos apreciar el cambio.

Tras la operación, el paciente sufrirá dolores en la zona operada durante 1 o 2 semanas aproximadamente. Si por ejemplo es una liposucción láser de abdomen, la sensación será la de agujetas por abdominales de forma ininterrumpida durante al menos una semana.

Además, el paciente debe llevar una faja durante al menos un mes para que los músculos de la zona operada recuperen firmeza. Pasado ese periodo, el paciente podrá realizar ejercicio suave – moderado y volver a su vida de manera normal. Es a partir de entonces cuando los cambios debido a la liposucción también se harán más visibles.

Por si fuera poco, hay veces en las que la piel de la zona de la cirugía se ve dañada debido a que la extracción no es correcta (sobrecorrección o falta de corrección).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *