Los antibióticos y su evolución

María Fernandez
María Fernandez

El antibiótico era hasta hace poco, una sustancia normalmente elaborada por un ser vivo, generalmente por un microorganismo (bacterias u hongos), que destruyen otros microbios o impiden su crecimiento. En la actualidad gracias al avance de la ciencia, algunas de estas o casi todas de estas sustancias se obtienen artificialmente (química o sintéticamente). Cambiando las moléculas de las cadenas químicas que van junto al núcleo (anillo) de las penicilinas. Así según las moléculas que se cambien se obtienen efectos diferentes sobre microorganismos diferentes.

En 1929, el bacteriólogo escoses Alexander Fleming, observó que en el cultivo de algunas bacterias patógenas productoras de enfermedades, en las que había crecido accidentalmente un hongo del genero penicillinium, no se desarrollaban dichas bacterias. Por lo que buscando la causa, Fleming aíslo esta sustancia inhibidora del desarrollo de estos microbios llamándola penicilina.

La penicilina se mostró muy efectiva contra cierto número de gérmenes, menos activas sobre otros y completamente ineficaz para algunos, por lo que se continuo la búsqueda de nuevos antibióticos, activos y contra microbios que no eran atacados por la penicilina. Desde entonces se han descubierto millares de antibióticos, de los cuales solo unas decenas se han demostrado son eficaces o de amplio espectro. Existiendo otros demasiado peligrosos para el hombre o no son suficientemente activos para matar a los microbios.

Es pues razonable preguntarse sobre los efectos reales y secundarios de los antibióticos, ya que en muchas ocasiones el cuerpo se sensibiliza a los mismos, ocasionando reacciones alérgicas a quien abusa de ellos: Ocurriendo que, al exponer repetidamente al antibiótico los microbios patógenos, estos desarrollen la llamada mutación,(cepas residentes) perdiendo con esto el antibiótico toda su efectividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *