Los Autos que no sirven y las piezas de recambio

María Fernandez
María Fernandez

Si lo tuyo son los autos clásicos y la buena vida en el camino, también puedes ayudar a reducirsu impacto al medio ambiente, observando algunas reglas de urbanidad, con las cuales lograrás obtener mayores y mejores beneficios de los recursos automovilísticos que poseas, además de hacerlo de una manera que resulta amistosa, para el planeta, para compensar de alguna manera, las emisiones de CO2 y otras sustancias que los coches liberan al ambiente, al ser utilizados por nosotros. Es importante destacar el hecho de que,un coche en buen estado causa menos daño al medio ambiente, en comparación con aquellas maquinas que se han relegado de la atención del mecánico y no conducen las sustancias de manera correcta, por lo cual,éstas terminan siendo expelidas directamente hacia el ser humano y el medio ambiente en general, en forma de humos oscuros, aceites que viajan en el agua de la lluvia hasta los ríos y el mar y otros tipos de líquidos que, con frecuencia, podremos encontrar manchando el pavimento.

Para evitar la proliferación de vehículos que traigan estos problemas a la existencia humana, en muchos de los países del primer mundo se  han impuesto leyes que obligan a los poseedores de esta clase de coches a darles de “baja tecnológica”, e incluso, en el inicio de la campaña de sustitución vehicular, estas personas que traían sus coches que resultaban ineficientes, eran indemnizados por su molestias. Hoy en día, debido a que, la costumbre se ha practicado con éxito en muchos sitios, su desconocimiento o ignorancia es penado con castigos monetarios y con tiempo en prisión.

Si tu coche muestra ya demasiadas fallas y deseas repararlo y así que esté más acorde con tus necesidades, busca ya un sitio para comprar motor.

Recuerda que, aunque el mismo presente algunas fallas esenciales de funcionamiento, seguramente contendrá en su composición, una variedad de elementos que tendrán alguna vida útil aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *