Los derechos humanos más importantes y fundamentales

María Fernandez
María Fernandez

Los derechos humanos hacen parte de la legislación vigente estatal y se les denomina como Derechos Humanos Fundamentales, garantizando así su poder coercitivo y que han sido concebidos bajo el amparo total de la ley.

La fundamentación de los derechos humanos parte de reconocer una naturaleza humana que desde la antigüedad se definió como la posibilidad para que el Hombre pueda discernir entre el bien y el mal. En ese sentido el Hombre está en capacidad de identificar lo que es inviolable e irrenunciable.

Ahora bien, los derechos humanos más importantes y fundamentales tienen varios principios reguladores que se remiten al ejercicio del reconocimiento, respeto, promoción y a otorgarle el sentido de propiedad de ellos a cada persona.

Los derechos humanos fundamentales están inscritos en declaraciones de la ONU y están repartidos en tres generaciones de acuerdo al tipo de reformulación de la que han hecho parte.

Primera generación – Derechos individuales:

  • Toda persona tiene los derechos y libertades fundamentales sin distinción de raza, sexo, color, idioma, posición social o económica.
  • Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad jurídica
  • Nadie estará sometido a esclavitud o servidumbre.
  • Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, ni se le podrá ocasionar daño físico, psíquico o moral.
  • Nadie puede ser molestado arbitrariamente en su vida privada, familiar, domicilio o correspondencia, ni sufrir ataques a su honra o reputación.
  • En caso de persecución política, toda persona tiene derecho a buscar asilo y a disfrutar de él, en cualquier país.
  • Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia.
  • Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
  • Todo individuo tiene derecho a la libertad de pensamiento, religión, opinión, expresión de ideas, reunión y de asociación pacífica.

Los derechos humanos de primera generación también pueden ser denominados como derechos individuales fundamentales pues su objetivo gira en torno a la persona vista en sí misma.

Inicialmente podría pensarse que con ellos es suficiente para cimentar unas condiciones propicias para la vida de cada quien. El inconveniente que se notó tras su promulgación es que el individuo debe inscribirse dentro de un entorno y que por lo tanto no basta con unos derechos de carácter individual.

Segunda generación – Derechos sociales, económicos y culturales:

Las condiciones económicas, culturales y sociales tienen su influjo sobre la vida de cada individuo. Desde esta premisa se partió para el reconocimiento de los derechos humanos fundamentales de segunda generación.

Es importante aclarar que si los derechos de segunda generación no son respetados resulta imposible que se gocen de los derechos de primera generación. En ese orden de ideas estos derechos se los pensó para que cada grupo humano pueda brindar unas condiciones ideales para su realización.

  • Toda persona tiene derecho a la seguridad social y a obtener la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales.
  • Toda persona tiene derecho al trabajo en condiciones equitativas y satisfactorias.
  • Toda persona tiene derecho a formar sindicatos para la defensa de sus intereses.
  • Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure a ella y a su familia la salud, alimentación, vestido, vivienda, asistencia médica y los servicios sociales necesarios.
  • Toda persona tiene derecho a la salud física y mental.
  • Durante la maternidad y la infancia toda persona tiene derecho a cuidados y asistencia especiales.
  • Toda persona tiene derecho a la educación en sus diversas modalidades.

De esta manera los derechos de segunda generación se enfocan en aspectos como: el bienestar económico, acceso a trabajo, educación y cultura.

Tercera generación – Los Derechos colectivos y del ambiente:

La construcción de los derechos humanos más importantes y fundamentales es una labor que no descansa pues el objetivo consiste en ver al ser humano de manera holista y por tanto atender cada aspecto que así lo requiera.

Los derechos humanos de tercera generación responden a la búsqueda de derechos colectivos y de un ambiente más sano. En este caso los derechos encierran convenios o relaciones de tipo internacional, así que sus disposiciones hacen parte de convenios internacionales.

  • Derecho a la autodeterminación de los pueblos.
  • Derecho a la independencia económica y política.
  • Derecho a la identidad nacional y cultural.
  • Derecho a la paz.
  • Derecho a la coexistencia pacífica.
  • Derecho al entendimiento y confianza.
  • La cooperación internacional y regional.
  • La justicia internacional.
  • El uso de los avances de las ciencias y la tecnología.
  • La solución de los problemas alimenticios, demográficos, educativos y ecológicos.
  • El medio ambiente.
  • El patrimonio común de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *