Malla electrosoldada

María Fernandez
María Fernandez

La malla electrosoldada es un elemento muy importante cuando de materiales de construcción se habla, ya que forma parte de la fuente de resistencia y refuerzo de todo tipo de estructuras dentro de la industria de construcción y/o ingeniería y arquitectura.

Se debe tener en cuenta que es un producto generalmente fabricado a base de acero, desglosada en una serie de rejillas o barras que hacen las veces de un hilo de alambre que va en dos direcciones: transversal y longitudinal. De esta manera, las barras que generalmente son lisas o corrugadas (dependiendo del tipo de malla y su fabricante), van cruzándose entre sí de forma rectangular, formando especies de cuadros o rectángulos que están fijados cada uno con puntos de soldadura.

Así, la malla electrosoldada es un componente de construcción listo para ser usado que, gracias a la fuerza del acero con que es fabricada, proporciona un gran porcentaje de resistencia cuando es incorporada a la obra.

Fabricación

Muchos especialistas en el área de construcción poseen el tiempo y el presupuesto para fabricar sus propias mallas electrosoldadas, a modo de hacerlas acorde a sus necesidades y requerimientos. Sin embargo, muchas empresas de construcción, fortificación y armaduras, se dedican a ejecutar todos estos procesos de una manera limpia y segura para tener como resultado un producto de calidad que puede ser adquirido en cualquiera de sus puntos de venta.

Para la fabricación masiva, mediante grandes procesos productivos, este tipo de mallas se fabrican en unas máquinas generalmente semiautomáticas y con una flexibilidad muy elevada a modo de poder ampliar o reducir el tamaño de las separaciones de las barras metálicas, y así, por ende,  variar el tamaño de cada malla. Esto se hace con el fin de tener varias presentaciones acorde con las necesidades del cliente.

Luego de fijar el tamaño en el que se quiere fabricar la malla electrosoldada, se debe configurar manualmente la guía de los alambres longitudinales; los alambres o barras transversales deben ser manejados mediante un magazín (especie de máquina) que va ejecutando las órdenes -previamente configuradas-, de forma totalmente automática.

Finalmente, y cuando se tengan bien ubicadas las series de barras transversales y longitudinales, se viene el proceso de soldadura, mediante el cual intervienen tres elementos fundamentales: calor, tiempo y presión. Utilizando de forma adecuada estas herramientas, el proceso de soldadura debe quedar tan fijo y tan fuerte en todas sus intersecciones, que durante la verificación posterior mediante fuerza cortante, no ceda.

Dependiendo de la empresa fabricante, las malla electrosoldada es almacenada de diferentes maneras; por lo general se forman pilas de 6 o de 12 mallas atadas que se identifican con las dimensiones de ese lote, con la intención de diferenciarlo de los otros tipos.

Usos

Dependiendo de la obra donde vaya a ser incorporado este tipo de material, las planchas de malla deben cortarse con una cortadora cizalla para posteriormente hacer las formas que necesite la constructora. Es muy importante destacar que la malla electrosoldada debe ser colocada única y exclusivamente en los lugares, posiciones y cortes que indique el plano, o en caso extremo, el jefe de la obra, luego de una serie de supervisiones y autorizaciones.

Por lo general es usada como un material de refuerzo estructural en muchísimas áreas de la construcción civil:

Cimentaciones por placa: placa de concreto encargada de repartir el peso de la construcción entre toda la superficie de apoyo. Las mallas funcionan como un aliado en este soporte.

Entrepisos: funcionan como un método de crear un espacio de una vivienda.Son ideales ya que son mucho más livianas que los hormigones, y ocupan menos espacio por más resistencia.

Pavimentos rígidos: aplicar malla electrosoldada entre dos capas de concreto le otorga una resistencia mucho mayor que el aplique del cemento solo o con otro material parecido.

Muros: puede ser usada como refuerzo en muros que contengan edificaciones no mayor a tres pisos; en construcciones más altas, la malla debe ser empleada solamente en pisos superiores y aplicando la normativa de utilización del acero (dependiendo de la zona geográfica), que por lo general es de 1.3 en el último tercio de la altura.

Encofrado: las mallas son muy versátiles para los procesos de encofrado, ya que son las encargadas de hacer el proceso de separación de las diferentes caras del encofrado. Adicional a esto, se debe hacer el uso de tubos de PVC, con la finalidad de que se evite el contacto directo con la losa, y por tanto, asegurar que el muro quede del tamaño exacto.

Existen muchos otros usos que se le puede dar a la malla electrosoldada; eso va a depender de las necesidades de la obra. Pero, lo que sí es certero es que este elemento es muy común de utilizar en cualquier tipo de obras civiles y edificaciones que van desde viviendas simples, hasta centrales hidroeléctricas.

Ventajas

Rapidez. Reduce de forma magistral el tiempo de ejecución en una obra, ya que reemplaza una serie de procesos manuales, por los automáticos propios de su fabricación.

Resistencia. Es resistente a los movimientos telúricos.

Multiusos. Se puede usar en casi cualquiera de los sistemas de construcciones civiles y edificaciones.

Bajo costo. Precios accesibles en relación con otros materiales de función parecida.

Variedad. Gran gama de dimensiones que pueden ajustarse acorde al tamaño de la obra.

Es debido a estas grandes ventajas que empresas importantes como Adif usan este tipos de malla para mejorar la seguridad de sus intalaciones, podemos observar un ejemplo en esta noticia.

Desventajas

No posee procedimientos de fabricación que respeten la acústica de los espacios donde se va a utilizar, por tanto, las obras que requieran de una acústica de alta calidad deben optar por utilizar materiales complementos que permitan una mejora en esta área, o simplemente inclinarse por otros métodos de resistencia.

Tampoco proporciona temperaturas confortantes para el interior de la obra; por lo general el sitio se vuelve o más caliente o más frío, dependiendo de la zona geográfica ubicada.

Posibilidad de generar algún tipo de fisuras en las placas, ya que pueden ayudar en la acumulación de piedras o formación de burbujas de aire que pueden tener mucha importancia en cuanto al área arquitectónica de la obra. Es un material resistente, más no embellecedor o estético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *