MI AIRE ACONDICIONADO HUELE MAL ¿POR QUÉ?

María Fernandez
María Fernandez

Es común que alguna vez hayas percibido que tu aire acondicionado desprende un olor desagradable y comienza a apestar una vez que lo enciendes, lo cual ha propiciado que te preguntes ¿por qué mi aire huele mal?

En este artículo te explicamos algunas de las razones por las que tu aire acondicionado puede desprender olores desagradables.

Pero, ¿que produce este olor?

Lo primero que hay que considerar es que las máquinas del aire acondicionado comunes absorben o aspiran el aire del mismo lugar al cual van a climatizar, motivo por el cual si en este espacio residen o se producen malos olores, la unidad del aire acondicionado se encargará de extenderlos por todo ese entorno.

Por lo tanto, puede ser bastante común el hecho de que a veces parece que toda la casa huele a desagüe, pero esto no es causado directamente por la máquina del aire acondicionado, sino que esta actúa como una unidad de conductos que aspira generalmente el aire de la parte superior del falso techo donde puede estar acumulado algún olor que parece provenir de la máquina.

Entonces, ¿la máquina de aire acondicionado nunca huele?

No, la máquina de aire acondicionado no es la que huele mal, y esta no es la que produce los malos olores; esto por lo general se debe a determinados factores que sin embargo pueden afectar el buen funcionamiento de la misma. En este artículo te explicamos algunos:

Filtros sucios

Los filtros son de las pocas partes del aire acondicionado que requieren de un mantenimiento periódico que consiste en una limpieza y desinfección de estos para eliminar los restos de suciedad, pelos, entre otros residuos que pueden afectar el funcionamiento eficaz de nuestro equipo climatizador debido a que si estos se encuentran en un buen estado de limpieza, contribuyen a que disminuya el consumo de energía eléctrica, así como se evitan posibles averías, pero si por el contrario se encuentran sucios, pueden generar estos olores desagradables.

Y ¿por qué huelen los filtros?

En sí los filtros del aire no huelen mal, sino que al llevar a cabo su función de filtrado de aire, también atrapan en la malla una multitud de partículas que se encuentran en el medioambiente, sin embargo los filtros evitan que las mismas ensucien la unidad porque no permite que se alojen en el interior de la unidad mientras su limpieza y desinfección se realice en un tiempo prudente.

Pero, ¿qué ocurre cuando no se limpian los filtros adecuadamente?

Si los filtros no son limpiados y desinfectados de una forma adecuada, llegará un momento en el cual las partículas que son absorbidas del medioambiente se alojen también en la unidad interior del aire por causa de la falta de mantenimiento y la saturación de estos residuos; cuando esto ocurre es común encontrarse con aires acondicionados que desprenden un olor parecido al del vinagre que es causado por la proliferación de bacterias y hongos que se hallan en la parte interior del aire acondicionado.

¿cómo puedo evitar este olor?

Para evitar que el aire acondicionado desprenda un mal olor, lo más recomendable es que se realice una limpieza y desinfección profunda de los filtros, tomando en cuenta el uso de que se haga de estos equipos de climatización debido a que hay unos que se utilizan constantemente mientras que otros tienen un uso bastante esporádico. No obstante, lo mejor es verificar el estado de los filtros cada 6 meses a 1 año y dependiendo de la cantidad de residuos que estos alojen, proceder a limpiarlos.

Por lo tanto, si el aire acondicionado huele mal, no solamente debe realizarse una limpieza del filtro, sino también del intercambiador, el ventilador, así como en general las partes internas de este equipo. Luego de realizar este proceso se debe dejar secar y si es necesario, rociar con un producto de limpieza específico que elimine bacterias y hongos.

Ventilador e intercambiador de frío sucios

Si no se realiza un mantenimiento adecuado en la unidad del aire acondicionado, esto puede traer graves consecuencias, debido a que por ejemplo en el caso en el que no se limpian los filtros de forma periódica, se pueden ver afectadas las partes internas del aire acondicionado como los ventiladores y los intercambiadores, los cuales son más difíciles y costosos para limpiar.

Cuando el ventilador y el intercambiador se encuentran sucios, suelen acumular unas partículas que al unirse y humedecerse, forman una especie de compuesto pastoso que además contiene bacterias y hongos que ocasionan que una vez que la unidad está encendida, se desprenda un olor desagradable.

No obstante, aunque a veces parece que este olor desagradable desaparece cuando este equipo está enfriando en vista de que se produce un proceso de condensación que evita que lo percibamos debido a que se crea una barrera protectora, sin embargo, cuando el aire deja de producir frío y condensar el agua, reaparece con mayor intensidad este olor.

Desagüe de la unidad interior

Las unidades de aire acondicionado poseen un desagüe en vista de que estas ejecutan el proceso de condensación de la humedad cuando producen frío, lo cual produce agua que debe ser expulsada a algún sitio, ocupándose el desagüe de la unidad interior de llevar a cabo esta tarea de conducir esta agua para eliminarla en algún lugar. Sigue atento a la que lectura para que conozcas las formas en las que estos desagües pueden causar olores desagradables.

 

Aspirar el olor de otro desagüe

Si cuando tenemos un aire acondicionado utilizamos una garrafa con tubo para desaguar el agua, no tendremos problemas por causa de esos malos olores que son desprendidos por medio del aire acondicionado, pero si en vez de esto optamos por utilizar un desagüe general de la vivienda, este sí puede ocasionar olores desagradables que son eliminados por este conducto cuando se combinan con el desagüe de la unidad interna del aire acondicionado.

No obstante, para evitar este problema causado por el desagüe general de la vivienda es recomendable que se coloque un sifón en el desagüe de la unidad interior del aire acondicionado porque al realizar esto los malos olores del desagüe general de la vivienda no viajarán a la unidad interior del aire acondicionado y también se evitará que los gases del aparato climatizador se fuguen por causa de los gases y vapores que se producen en el intercambio que ocurre entre los dos desagües, lo cual es una de las causas menos conocidas que ocasionan fugas de gases.

No hay suficiente pendiente en el desagüe

Otras de las causas por las cuales los desagües producen malos olores consiste en que estos tengan un diseño que no tenga una pendiente que sea suficiente para que se pueda realizar un proceso de drenaje adecuado, lo cual puede provocar que en la bandeja de la unidad interior se acumule agua y esta se degrade, causando malos olores.

Otras posibles causas de que mi aire acondicionado huela mal

Si bien los factores mencionados anteriormente son los principales causantes del mal olor que es desprendido por medio del aire acondicionado, mencionaremos otras causas que provocan estos olores desagradables:

  • Las gomas o plásticos de la unidad interior que vienen con malos olores desde el proceso de elaboración de los aires acondicionados.

 

  • Los olores que son transmitidos desde la cámara del muro de la vivienda hacia el interior de esta (aislante de la cámara con olor y mal sellado del agujero).
  • Cuando el aire acondicionado tiene ambientadores en su interior.
  • Que la unidad interior del aire acondicionado aspire olores a través del techo falso y en el desagüe de la vivienda exista algún tipo de fuga.
  • Que la unidad interior de nuestro aire acondicionado aspire aire del techo falso de la casa de algún vecino.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *