Natilla de chocolate

María Fernandez
María Fernandez

Natilla de chocolate

La Natilla es un postre lácteo que se ha logrado extender en la gastronomía española. Este postre es una crema suave elaborada con leche, huevos y azúcar, incluyéndose asi los aromas como La vainilla o el limón dependiendo de su fin.

El origen exacto de las natillas se desconoce, sin embargo, se deduce que, en los conventos a lo largo de Europa, llego a crearse esta deliciosa crema. Su elaboración es totalmente sencilla, su reducido valor económico y su riqueza alimentaria está basada en grasas animales y proteínas al contener huevos y leche.

Sin embargo, se constituye un plato apto para el área de repostería, donde siempre ha existido una gran fuerza en el desarrollo de la cocina dulce, lo que se deriva en el máximo aprovechamiento posible de las propiedades y beneficios que traen estos tipos de alimentos y cada receta, en cuanto a los platos sencillos, sin embargo, tienen su valor nutricional.

¡La Natilla es muy fácil de preparar!

Los ingredientes fundamentales para preparar natillas son yemas de huevos y leche, aunque en la actualidad para dar un sabor especial se le puede agregar vainilla, azúcar, canela y limón. Dependiendo de la tradición que vaya desenvolviéndose en diversas zonas donde se cocinen, se pueden agregar otros ingredientes si se desea, como el queso fresco, galleta, el caramelo, chocolate o coco rallado.

En el caso de agregarse la leche desnatada, se deberá reducir la cantidad de leche, para que la consistencia de la crema de natilla no se sienta muy líquida. Sin embargo, para evitar que la natilla se dañe, se puede agregar Maizena para darle la consistencia cremosa. Este elemento se diluye con parte de la leche antes de echarlo a la mezcla.

Tiempo de preparación.

Las natillas se suelen hacer en unos 30 minutos, cocinándolas a fuego lento en una olla. Algunas recetas de natilla se pueden preparar también a baño María, al vapor o al horno, con agua fría o caliente.

Rica natilla de chocolate

Ingredientes

  • 150g de chocolate para derretir.
  • 4 yemas de huevo.
  • 600ml de leche.
  • 15g de Maizena.
  • 120g de azúcar.

Modo de preparación

  • Primero se deberá separar de los huevos las claras de las yemas.
  • A las yemas se le agregara la azúcar, y con la ayuda de un batidor se mezclan uniformemente hasta que el azúcar se disuelva por completo.
  • Una vez que las dos primeras mezclas estén diluidos se le añade la Maizena y deberás continuar batiendo para compenetrar todo logrando así una mezcla homogénea que no tenga grumos.
  • Luego de batir la mezcla de los huevos, azúcar y Maizena, se agregan en una olla la leche y se calienta a fuego lento, se le añaden los trocitos de chocolate y se remueve hasta que se derrita por completo. Luego se retira del fuego.
  • Se añade rápidamente la mezcla de la Maizena y se remueve bien con el batidor. Este paso se debe realizar un poco rápido para que las yemas no cuajen.
  • Una vez teniendo todo bien mezclado se vuelve a colocar unos minutos más en el fuego hasta que agarre el espesor, no dejar de mover. Al agarrar el espesor se debe retirar del fuego.
  • Ya lista la natilla de chocolate se agrega a una taza y se pone a enfriar, luego de esto esta lista para poder disfrutar como postre o para relleno de pastel.

El truco para que no cuajen los huevos consiste en no añadirlos directamente en la cazuela que previamente hemos puesto al fuego. El agua del baño María disminuye el calor y facilita que las natillas cuajen antes de tiempo.

Las natillas se dejan enfriar hasta alcanzar la temperatura ambiente, el tiempo que debe durar la natilla refrigerándose es al menos dos o tres horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *