Natillas caseras

Receta de natilla tradicional

Ingredientes

  • 5 amarillas de huevo.
  • 1 lt de leche completa.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 40 gramos de maicena.
  • 1 trozo de canela (al gusto)
  • 1 cucharada sopera de vainilla.
  • Canela en polvo al gusto.

Pasos para cocinar una rica natilla tradicional.

  1. Calienta a potencia media el litro de leche junto con el trozo de canela en una cazuela hasta que comience a hervir (aparta un vaso de leche para luego).
  2. En otro recipiente mezcla la maicena con el vaso de leche que has apartado. Remueve hasta que quede una mezcla homogénea y sin grumos.
  3. En otro recipiente añade la azúcar, las amarillas de huevos y la vainilla, y mezcla bien hasta lograr una consistencia uniforme.
  4. Cuando la azúcar se haya integrado muy bien con los demás ingredientes, añade la leche con maicena y agita bien para mezclar uniformemente.
  5. Al hervir la leche del primer paso, deberás retirar la nata formada en su superficie y el trozo de canela. Seguidamente deberás agregar la mezcla que ya has unido previamente agitando con la ayuda de varillas.  
  6. A fuego medio o lento, deja que la natilla se termine de cocer mientras sigues agitando hasta que la mezcla agarre consistencia espesa. Justo en ese momento retira del fuego y déjala a temperatura ambiente para enfriar.
  7. Luego sirve en los recipientes que desees la crema de tus natillas y llévalos a la nevera para enfriarlos cubiertos con papel transparente.
  8. Después de enfriadas tus natillas en la nevera, espolvoréale un poco de canela en polvo en la superficie.

La natilla tradicional es un postre perfecto para cualquier ocasión, la cual puede ser elaborada con ingredientes económicos y fáciles de encontrar en el mercado. Su preparación además es muy sencilla y el resultado final a todos le fascina. ¡Definitivamente, la natilla es el postre estrella para cualquier momento!

En natillas.org sabemos que te encanta este postre y que deseas conocer más del tema, por eso queremos compartir contigo las mejores recetas de natillas para que sin ser un chef, puedas elaborar las mas deliciosas natillas que te convertirán sin mucho esfuerzo en todo un repostero casero

La natilla es un dulce muy conocido en el mundo de la gastronomía. De seguro has disfrutado del sabor de las natillas en muchas ocasiones, pero… ¿sabes cuál es el verdadero origen de esta receta?

Un poco de historia sobre cómo se creó la primera natilla.

En cuanto a historia se refiere se han manejado 2 teorías:

 

  • Receta nacida en conventos europeos.

 

Según diversas hipótesis, se estima que su origen surgió de los conventos europeos gracias a la elaboración tan sencilla y el mínimo coste de sus ingredientes, los cuales estaban compuestos principalmente por leche, huevos y azúcar, haciéndolo el plato ideal para los monasterios.

 

  • Receta creada por reposteros franceses.

 

Por otro lado, también existe otra teoría que señala el origen de las natillas dentro de la repostería de Francia durante la época del renacimiento.

Sin importar su origen, este rico plato ha tenido una influencia muy fuerte dentro del mundo de la repostería, no solo por lo gustoso de su sabor, sino que ha servido también de base para elaborar otros postres como el custard inglés y la crema catalana.

¿Que son las natillas?

Es un postre elaborado con leche muy conocido en la gastronomía española. Posee una consistencia cremosa conformada por la unión de leche, amarilla de huevos, azúcar y diversas esencias como canela, vainilla o limón.

Según la zona donde se cocinen, pueden también agregárseles caramelo, gallera, coco, chocolate, queso fresco, etc.

¿Cómo se cocinan las natillas?

Por lo general son cocinadas a fuego lento en una cazuela, sin embargo, también se puede cocinar a baño maría, al horno, a vapor, en olla de presión, etc.  

Uno de los mayores secretos para que no se cuajen los huevos, es que no se deben añadir directamente a la cazuela que ya se ha puesto previamente a calentar.

Se debe cocinar la mezcla hasta que este lista, pero no tanto ya que puede cortarse. Este es un proceso para muchos complicado ya que tan solo 2ºC pueden hacer la diferencia.

Cuando se usa el método de baño maría, se minimiza el calor y esto facilita que las natillas se cuajen antes de tiempo.