Omega-3 ¿La fuente de la juventud?

María Fernandez
María Fernandez

Con la gran cantidad de productos y procedimientos que existen para hacer que las personas se vean y se sientan más jóvenes cabe la pregunta si es esto una moda o si en verdad hay evidencia científica que respalde dichos beneficios.Existe de hecho un suplemento que en verdad trae resultados positivos para mejorar la salud y la vitalidad y que puede retardar el sufrimiento de enfermedades asociadas al envejecimiento: el omega-3.

Las mejores noticias son que puedes mejorar tu ingesta de omega-3 con tan sólo agregar una porción de 3,5 onzas de pescado entre 2 y 3 veces a la semana o tomando un suplemento dietario de omega-3 de alta calidad.

Los ácidos grasos esenciales omega-3 están compuestos de DHA (ácido docosahexaenoico) y EPA (ácido ecosapentaenoico), y se encuentran en pescados como el atún, el salmón, las sardinas y la caballa. Si bien existen otras fuentes de ácidos grasos en nuestra dieta, ninguno ofrece la protección y los beneficios del omega-3. Los ácidos grasos de origen vegetal como los porotos de soja, aceite de canola, aceite de oliva y el aceite de linaza brindan muchos beneficios pero no contienen suficiente ácido alfa-linolénico. Si bien es cierto que existe mucha información sobre los beneficios del aceite de linaza, no es una fuente adecuada de omega-3.

Un estudio de la Universidad de California publicado en el Journal of the American Medical Association publicado en 2010 concluye que los ácidos grasos omega-3 pueden retrasar el envejecimiento hasta por 5 años. Otros estudios han concluido que el omega-3 puede retrasar la aparición de enfermedades de la vejez como la demencia y la degeneración macular. Del mismo modo según estudios preliminares aquellos que sufren demencia e incorporan omega-3 experimentar un menor declive cognitivo. Estudios de la American Heart Association han concluido que pacientes que incluyen pescado en su dieta 2 a 3 veces por semana gozan de una mejor salud, previenen enfermedades cardíacas crónicas y menores índices de depresión. Otros beneficios son una mejora en las articulaciones y la prevención del cáncer y enfermedades inflamatorias.

En especial por su poder preventivo de enfermedades cardiovasculares los médicos están comenzando a sugerir el consumo de omega-3 a través de la ingesta de 3 porciones de pescado semanal o a través de la incorporación de un suplemento dietario de calidad. La dosis diaria de omega-3 recomendada sería de 500 mg aunque en pacientes en riesgo de sufrir enfermedades coronarias crónicas la dosis debería ser de 500 mg de EPA y DHA diarios. Dosis más elevadas necesitarán de una prescripción médica. Los valores de triglicéridos también pueden reducirse hasta en un 50% mejorando la ingesta de omega-3 y así evitar enfermedades coronarias.

Ahora bien ¿cómo saber si debes agregar omega-3 a tu dieta? Puedes realizarte un chequeo médico y realizar un análisis de sangre para que tu médico pueda informarte sobre tu condición. El valor ideal es de 8 o más alto, si posees 4 o menos entonces estás en riesgo de contraer alguna enfermedad del corazón.

El omega-3 está recomendado para diversos grupos de distintas edades, sexo y hábitos. Incorporar omega-3 a un estilo de vida sano te hará lucir y sentir joven y vital prolongado tu juventud y bienestar ¿Qué estás esperando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *