Paella de carne rebosada en vino tinto

María Fernandez
María Fernandez

Paella de carne rebosada en vino tinto

La paella es un alimento a base de arroz tradicional Y nativo de España, que se ha extendido por siglos en todas partes del mundo. Forma parte de la energía de la vida española y el producto de muchas generaciones de buena comida. El lugar donde se origina este plato es en Valencia – España.

Este rico plato está compuesto de diversos mariscos como langosta, almejas, calamares y unido con diferentes carnes como pollo, chorizos y carnes de res o de cerdo. Que atraen la atención en cuanto a su apariencia deliciosa y para decorar el arroz.

La paella es un plato con infinitos ingredientes, ya que les puedes agregar lo que deseas, cada chef puede tener su técnica especial para adicionar y darle color al arroz. El sabor depende de los componentes que se combinan con el ingrediente principal donde hay una absorción de su sabor.

Si no te agradan los mariscos, no te preocupes, puedes agregar solo carne, y hacerlo de tu preferencia, haciendo las combinaciones de especias que la hacen dominar, para compartir en casa.

La mejor forma de preparar una Paella de carne tierna rebosada en vino tinto

La paella Es un plato por excelencia de España, constituye una verdadera armonía de colores y sabores que agrada tanto el ojo como al paladar.

Ingredientes

  • 80 ml de aceite de oliva (puedes usar el que tengas).
  • 1 chorizo de unos 20 centímetros de largo cortado en rodajas finas.
  • 250 gr de lomo de cerdo (sin huesos), picado en trozos pequeños.
  • 1 pimiento rojo cortado en cuadritos.
  • 4 dientes de ajo, pelados y machacados.
  • 5 o 6 tomates enteros escaldados y pelados o puré de tomate.
  • 2 litros de caldo de carne o vegetal.
  • Una pizca de azafrán.
  • 2 1/2 tazas de arroz.
  • Sal.
  • Pimienta negra al gusto.
  • 1 cucharada de pimentón en polvo.
  • 1 taza de vino tinto.

Modo de preparación.

Paso 1. Preparación del caldo de la carne.

Para darle el toque del sabor especial a la paella, siempre es necesario poner a hervir el agua junto con las carnes que se van a preparar, al llegar al estado de ebullición la concentración de los jugos que expulsan las carnes se mezcla en el agua, dándole un buen gusto a la paella. Deje hervir 3 minutos nada más.

Paso 2. El sofrito.

Se calienta el aceite en una paellera o en una sartén a fuego medio. Cuando haya calentado se añade el chorizo picado en rodajas finas y se pone a sofreír hasta que se dore por ambas partes. Este procedimiento le dará el gusto de chorizo al aceite.

Al dorarse los chorizos se retiran del aceite y luego se incorpora la carne de cerdo para freírla de la misma forma, pero con la diferencia que se rociará por encima el vino tinto que le dará un toque de sabor especial. En ese mismo aceite, se colocan el pimiento picado, añadimos el ajo y dejamos que se sofría.

En una olla aparte se ponen los tomates en agua a hervir, y procedemos a triturarlos; lo añadimos a la sartén para que se cocinen durante unos 7 minutos aproximadamente.

Cuando se haga espeso el líquido de los tomates, lo incorporamos en el caldo y aumentamos la temperatura para que llegue a hervir. En ese mismo momento agregamos el azafrán, la sal, la pimienta negra y volvemos a colocar las carnes en la preparación.

Paso 3. Incorporación del arroz.

Agregamos el arroz, lo movemos de manera que quede lo más uniformemente posible, añadimos el caldo hasta que cubra todo. Luego Bajamos la temperatura y dejamos que se cocine a fuego medio por 10 minutos. Disminuimos el fuego y continuamos la cocción hasta que el arroz seque por completo.

Ya listo el arroz apagamos el fuego y echamos el pimentón encima para decorar. Lo cubrimos con un paño y lo dejamos reposar de 5 o 10 minutos.

Y a disfrutar de esta exquisitez.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *