Pollo al ajillo chino

María Fernandez
María Fernandez

Una de las recetas más solicitadas en la comida china, es su delicioso pollo. ¿Cómo lo preparan, qué tiene? Aquí está la receta. Normalmente es común ver en los restaurantes chinos el pollo frito, pero también algunos restaurants chinos preparan el Pollo Al Ajillo Chino, tal como aquí les mostraré.

Solo puedo advertirte que tarda más al marinarlo que en la propia preparación. Así que debes marinarlo con suficiente tiempo de anticipación para que el pollo absorba los sabores que le dan el toque especial.

Esta es una receta china y no es de nuestra cultura tener los ingredientes en la casa, ya que comúnmente nuestros alimentos no los necesitan. Sin embargo, puedes adquirirlos fácilmente en cualquier supermercado chino y, si es de tu agrado, puedes comprar lo suficiente para preparar esta receta en varias ocasiones. De hecho, estos ingredientes los puedes usar para otros tipos de recetas exquisitas que impactarán a cualquiera que las pruebe.

Datos de interés

Dato 1: Aprender a prepararlo tarda menos que la preparación. Su grado de dificultad es bastante bajo, cualquier niño lo puede hacer y capturar la atención de sus comensales.

Dato 2: Vamos a hacer especial esta receta para que comas tú, junto a alguien con quien quieras compartir un tiempo a solas. Por este motivo la receta es solo para dos personas.

Dato 3: Toma en cuenta que el tiempo de marinado son dos horas y quince minutas más para la preparación. El marinado es lo más importante de la preparación, por eso no debes olvidar que el tiempo deben ser dos horas y así tendrá el sabor que te dejará a ti y a tu acompañante con ganas de volver a comer juntos.

Ingredientes

Para marinar el pollo:

  • 1 pechuga de pollo
  • 100 ml. de leche
  • 50 ml. de salsa de soja
  • 1 cucharadita de sal

Para rebozar:

  • 40 g. de maicena o fécula de maíz
  • 1 huevo grande
  • 1/2 cucharadita de impulsor químico (Royal)

Para la salsa de ajo:

  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 9 dientes de ajo
  • 6 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • ½ cucharada de polvo de cinco especias
  • 3 cucharadas de salsa de ostras
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra
  • ½ vaso de agua
  • 2 cucharadas de aceite vegetal

Preparación en 3 pasos

Paso1: Marinar

Como bien hemos resaltado, el marinado debe hacerse previamente a la preparación. En lenguaje audiovisual lo llamarían la preproducción y es lo más importante del resultado final de la receta. Para esto debe cortarse la pechuga del pollo en rebanadas o filetes. Luego de esto se coloca en un recipiente o envase con tapa junto a la soja, la leche y la sal. Se tapa y se guarda en el refrigerador por dos horas.

Este paso tiene un doble propósito, el principal es el que ya hemos mencionado: para acentuar en el pollo los sabores de los ingredientes. Pero por otro lado también tiene como propósito permitir que la carne del pollo quede tierna con el marinado.

Paso 2: Preparar la salsa

Cuando haya pasado aproximadamente una hora y media del marinado, es momento de comenzar a preparar la salsa. Para eso se necesita cortar el ajo lo más pequeño posible. Si se puede usar el clásico triturador de ajos, muchísimo mejor. Sin embargo, también pueden usarse otros tipos de trituradores u optar por un cuchillo. Luego de esto, se coloca en una cazuela con dos cucharadas de aceite y revolver hasta que los ajos se comiencen a dorar. En este punto hay que tener cuidado, ya que el ajo se quema muy rápido.

Luego de esto se agregan los demás ingredientes de la salsa: la salsa de soja, la miel, la salsa de ostras, el vinagre de arroz, la pimienta negra, el polvo de cinco especias y el agua. Se mezclan y luego dejar reducir a fuego bajo, hasta que finalmente la salsa pase a ser una salsa pegajosa o glutinosa.

Paso 3: Preparar el pollo

Una vez que hayan pasado las 2 horas del marinado del pollo, se saca del refrigerador y se prepara el rebozado. Para eso se abre el huevo y se coloca en un bol, se bate, se le añade la maicena o fécula de maíz y el impulsor químico. Se bate todo hasta que la mezcla quede totalmente uniforme. Es cuando se pasan los filetes previamente marinados por esta mezcla y se fríen con suficiente aceite vegetal.

Debe ser la suficiente cantidad de aceite como para que el pollo logre freírse en todas las partes. Es importante saber que el aceite de oliva le cambia el sabor a la receta y por eso no puedes usar ese tipo de aceite. ¡Y listo! Ya puedes servir los sabrosos filetes de pollo y acompañarlos con la salsa de ajo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *