POLLO AL AJILLO CON ARROZ CREMOSO

María Fernandez
María Fernandez

Una famosa receta de la abuela. Este es un excelente plato para cocinar en cualquier día de la semana, un plato para comer en familia y disfrutar en compañía de nuestros seres más queridos. El pollo al ajillo con arroz cremoso es un plato que además de ser delicioso es muy sencillo de hacer, con elementos e ingredientes que tenemos en casa.

A continuación, aprenderán a preparar esta maravillosa receta que dejará encantado a la mayoría de los invitados.

INGREDIENTES

(Para la preparación del pollo)

  • 1 pechuga de pollo cortada en trozos
  • 4 dientes de ajo sin pelar
  • 1 vaso o 200 cc de vino blanco seco
  • 1 ramita de romero
  • 2/3 de ramitas de tomillo
  • 2 cucharadas o 25ml de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto
  • Hojas de perejil para decorar (opcional)

(Para la preparación del arroz)

  • 1 taza de arroz
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 cucharada o 10grs de manteca
  • 1 cucharada sopera de queso de untar (opcional)
  • 50 cc de crema de leche (opcional)

PREPARACIÓN DEL POLLO AL AJILLO CON ARROZ CREMOSO

Se inicia por cortar la pechuga o las presas de pollo que se van a utilizar para la preparación de la receta. La pechuga a su vez puede ser sustituida por patas, patas y muslos o el pollo entero, pero siempre debe estar cortada en trozos.

Se pone a calentar un sartén con aceite y se añaden los 4 dientes de ajo sin pelar, luego de esto se procede a taparlo y cocinarlo durante unos 4 minutos aproximadamente, esto es para que los ajos impregnen el sabor del aceite.

Luego de que hayan transcurrido los 4 minutos indicados, se retiran los dientes de ajo, y se coloca el pollo. Hay que dejar que este pollo se dore perfectamente por todos los lados, por lo tanto, hay que mantener el sartén a un fuego bajo para que se cocine bien, se dore y no se queme.

Mientras el pollo se encuentra está en proceso de dorarse, se le puede comenzar a añadir parte de las hierbas, para que estas expulsen todo su sabor y así el pollo lo absorba completamente. Hay que cocinar el pollo por aproximadamente 10 minutos, y tener el pollo en constante movimiento, dando vuelta en forma regular.

Seguidamente, pasados los 10 minutos, se procede a retirar el pollo y eliminar el aceite excesivo. Lo más recomendable es verterlo sobre unas cuantas hojas de diario, y de esta manera no gastaremos servilletas o ensuciaremos toallas o paños.

Posteriormente, se vuelve a colocar el pollo y el ajo en el sartén, hay que añadir las hierbas que restaron, la sal y la pimienta. Se comienza a rociar todo con el vino blanco seco y cocinar tapado durante 15 minutos aproximadamente.

Poner a calentar una olla, y derretir la cucharada de manteca. Perlar el arroz durante 1 minuto.

Luego de que se hayan cumplido los 15 minutos establecidos para cocinar el pollo, se procede a destapar la olla y continuar la cocción a fuego moderado, para que se reduzca la salsa. Al arroz perlado, hay que bañarlo con el vino blanco seco, revolver y dejar evaporar.

Añadir las dos tazas de agua hirviendo, sal al gusto y cocinar sin tapar la olla, a fuego medio y parejo. No hay que revolver más el arroz.

Cuando el arroz esté cocido perfectamente, luego de que hayan transcurrido unos 15 minutos aproximadamente; si luego del tiempo establecido aún contiene agua, se procede a colarlo. Luego de esto se le agrega el queso o la crema.

Finalmente, se apaga el fuego del pollo y posteriormente se procede a emplatar y a disfrutar de este increíble y delicioso plato de pollo al ajillo con arroz cremoso hecho en casa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *