Pollo al ajillo con Brandy

María Fernandez
María Fernandez

Muchas personas siguen prefiriendo el pollo para sus platos, y es que hay un amplio número de recetas con este ingrediente que más de uno les encanta innovar de vez en cuando. El pollo al ajillo con brandy es una de ellas, se ha vuelto en una exquisitez que protagoniza numerosas ocasiones especiales.

El pollo se mezcla con muchos otros ingredientes, esto va a depender de los gustos personales, hay quienes les encanta acompañarlo con zanahorias, papas, picantes, vinos, entre otro.

Para los amantes del licor, el pollo al ajillo con brandy suele ser una exquisitez que envuelve completamente a sus paladares. Mezclar el sabor del ajo junto al brandy hace una explosión de sabores que invita a más de uno a lamerse los dedos después de terminar el plato.

El pollo al ajillo sigue siendo una de las comidas preferidas por muchos, además que su preparación es muy fácil y los ingredientes no son tan difíciles de conseguir.

Es por ello que sigue siendo la mejor opción para convertirlo en el plato principal de una comida especial. La diferencia entre el pollo al ajillo tradicional y el pollo al ajillo con brandy, básicamente es el licor que lleva en su preparación.

A continuación veremos cuáles son los ingredientes totales que lleva esta magnífica receta.

Ingredientes

Lo que necesitaremos para poder preparar esta excelente y fácil receta del pollo al ajillo con brandy es:

  1. 1 Pollo
  2. 8 dientes de ajos grandes
  3. 200 cc de aceite de oliva
  4. 100 mililitros de Brandy
  5. 100 mililitros de caldo de pollo (opcional)
  6. Pimienta y sal al gusto
  7. Pequeñas hojas de perejil o cilantro
  8. 10 gr de maicena

Preparación

Para proceder a la preparación de esta receta se tendrá que comenzar aplastando 4 dientes de ajos, preferiblemente sin quitarle la piel.

Los otros 4 dientes de ajos restantes se procederán a pelarlos para luego picarlos en pedacitos.

El pollo debe estar picado en trozos para este momento, en caso de haberlo comprado entero.

Una vez que se tenga los trozos de pollo se podrá sazonar con la sal y la pimienta. No hay una medida exacta ya que será al gusto de la persona.

Con los 10 gr de maicena se tendrá que rosear los trozos de pollos ya sazonados.

Se necesitará un recipiente un poco amplio donde quepan todos los trozos de pollo. En el mismo recipiente se deberá verter los 200 cc de aceite de oliva.

Seguidamente se pondrá una temperatura adecuada para que los trozos de pollos se frían perfectamente.

Los 4 primeros dientes de ajos que se aplastaron con piel se añadirán cuando el pollo se esté friendo.

Se deberá dejar cocinar por 15 minutos aproximadamente, es necesario tener cuidado para que no se queme ningún pedazo.

Una vez que esté listo se deberá retirar los pedazos de pollo y se procederá a sacar la mayor parte del aceite, sin retirar los restos de ajo que puedan quedar en la sartén.

Los 4 dientes de ajos que se picaron al principio se deberán incluir al aceite restante del recipiente, seguidamente se le podrá añadir los 100 mililitros de brandy.

De tener el caldo de pollo, también se incluirá en este paso y se dejará cocinar por 2 minutos.

Se podrá añadir las hojas de perejil o cilantro y después de los 2 minutos estará lista.

A continuación se deberá servir los pedazos de pollos en un plato, siempre cuidando la presentación.

Y finalmente se podrá regar por encima de los trozos de pollo, la salsa con el brandy y los demás ingredientes que se ha hecho, podrás decorar con unas pequeñas hojas de cilantros si se desea.

Una receta fácil y sencilla de hacer.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *