Pollo al ajillo con cerveza

María Fernandez
María Fernandez

Si te gusta el pollo esta receta te encantará, porque no sólo es un clásico de la comida española, sino que tiene un toque moderno y único: pollo al ajillo con cerveza.

Ideal para un fin de semana con tus amigos mientras ven el partido de la temporada. Así que ¡toma notas!

Ingredientes para hacer el pollo al ajillo con cerveza.

Los ingredientes a continuación se pensaron para 4 porciones de pollo al ajillo con cerveza, con 275 calorías aproximadamente por porción y tener un tiempo de cocción máximo de cuarenta y cinco minutos.

  • Un pollo entero lavado, troceado y sin piel (1.500 gramos de pollo)
  • 1 botella de cerveza (350 ml y 400 ml)
  • Entre 5 y 7 dientes de ajos grandes, sin piel.
  • 15 gramos de perejil picado.
  • 15 gramos de romero.
  • 15 gramos de tomillo.
  • 250 cc o un vaso de aceite de oliva extra virgen.
  • Sal y pimienta negra molida al gusto.
  • 2 hojas de laurel.

Además de todo esto, es importante aclarar que puedes añadir cualquier otra hierba o condimento de tu preferencia, como comido o adobo. También hay quienes añaden pimientos y cebollas picados en tiras a la preparación.

Queda a tu gusto la decisión.

Preparación del pollo al ajillo con cerveza.

Paso 1: toma el pollo, lávalo y retírale la piel. Una vez hayas terminado, trocéalo en cubos de entre tres y cuatro centímetros. Si te parecen muy grandes no te preocupes: recuerda que al freírlo el pollo se encogerá y quedará del tamaño exacto de un bocado.

Paso 2: coloca los trozos de pollo en un bol, asegurándote de que cada uno esté bien seco para que se le pueda adherir correctamente el aliño. Luego, añade sal, pimiento, romeo y tomillo y revuelve hasta unificar todo.

Aquí es recomendable lo siguiente: si quieres que tu pollo quede extra crocante añade entre 2 y 3 cucharaditas de harina de trigo común.

Paso 3: toma una olla grande y profunda y añade todo el aceite de oliva extra virgen y calienta a fuego medio. Mientras, toma todos los ajos y aplástalos un poco sin llegar a romperlos por completo.

Una vez el aceite esté caliente ¡añádelos! Y fríelos hasta que esté bien dorados, luego retíralos y reservarlos para más tarde.

Paso 4: en la misma olla y con el mismo aceite freirás los trozos de pollo, sólo que luego de echar el pollo no puede olvidársete añadir las hojas de laurel y mantener el fuego medio hasta que todos los trozos de pollo estén bien tostados.

Esto puede tardar aproximadamente quince minutos.

Paso 5: cuando el pollo esté frito y listo, es el momento de retirar el exceso de aceite y añadir todos los ajos, para luego verter, sin dejar de revolver el pollo, el contenido de una botella de cerveza de tu preferencia.

Una vez hayas desglasado el fondo de la olla con la cerveza, bajarás a fuego lento y taparás la olla para que se cocine una media hora aproximadamente.

Cuando esté listo lo sabrás porque la salsa se habrá reducido por completo y lucirá espesa. En ese momento, apagarás y añadirás el perejil picado finamente ¡y listo!

Imagen extraída de: la Cocina de Neleta

¿Cómo puedes servir el pollo al ajillo con cerveza?

Servir un buen pollo al ajillo con cerveza implica tener de guarnición arroz, patatas o ensaladas mixtas. Si te decides por la segunda, es decir, las patatas, podrás hacerlas fritas u horneadas ¡cómo más te guste!

Y lo mejor es que este pollo podrá comerlos tus hijos sin ningún peligro, ya que el alcohol se va a evaporar durante la cocción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *