Pollo al ajillo con champiñones.

María Fernandez
María Fernandez

Hay recetas que son sumamente saludables y que pueden variar nuestro día a día y que, sobre todo: pueden encantar a los más pequeños de la casa. un claro ejemplo de ello es el pollo al ajillo con champiñones.

Un plato fácil y rápido y cuyos ingredientes siempre tendrás en tu alacena. Así que ¿por qué no prepararlo?

Ingredientes del pollo al ajillo con champiñones.

Antes de empezar, ten presente que esta receta y su cantidad de ingredientes están pensados para 2 porciones.

  • Entre 250 y 300 gramos de champiñones (depende de cuánto te gusten) cortados con todo y tallos.
  • Aceite de oliva al gusto.
  • 15 gramos de sal.
  • 4 dientes de ajo picados finamente.
  • 15 gramos de romero seco.
  • 15 gramos tomillo fresco.
  • 200 cc de vino blanco seco.
  • 200 cc de caldo de verduras o caldo de pollo.
  • 15 gramos de pimienta negra recién molida.
  • 2 pechugas de pollo grandes picadas a la mitad cada una.
  • 15 gramos de hojas de perejil o cilantro finamente cortados.

Forma de preparación del pollo al ajillo con champiñones.

Paso 1: para poder preparar pollo al ajillo con champiñones debes iniciar cortando en lavando y trozos o rebanadas (es a tu elección) los champiñones. Aquí es recomendable dejarlos en rodajas para que se vean más al servirlos.

Luego, tomarás una sartén y añadirás suficiente aceite de oliva para cocinar los champiñones, añadiéndoles sal y pimienta al gusto. El fuego debe ser medio o no se liberarán correctamente los jugos de los champiñones.

Paso 2: cuando casi no quede líquidos de los champiñones en el sartén vas a añadir los dientes de ajo, el tomillo y el romero y mezclarás suavemente durante 30 o 40 segundos sin parar.

Paso 3: una vez todo esté listo, es momento de añadir lentamente el vino y seguir cocinando para ayudar a que el alcohol se evapore. Cuando apenas nos quede caldo, añadiremos esta vez el caldo de verduras o de pollo y lo reduciremos a fuego lento, por diez minutos.

Antes de seguir adelante debes probar el caldo para saber si es necesario añadir más ajo o sal. Aquí te es importante que, si vas a añadir caldo de pollo o verduras comprado en tu supermercado estés pendiente de la sal o podrías terminar salando en exceso.

¿Por qué? Muchos de los caldos de verduras o de carnes suelen traer sal y si ya sazonaste tus champiñones podrías causar una catástrofe. Así que, comprueba el caldo y el sabor antes de añadir más sal y ajo y luego añade una pizca de pimienta negra molida.

Paso 4: cuando todo esté espese, es momento de preparar el pollo. Toma las pechugas, lávalas y sécalas y añádeles sal y pimienta; luego, toma una sartén y añade un poco de aceite de oliva y fríe a fuego alto, por cinco minutos, cada lado de la pechuga.

Paso 5: retira el pollo del fuego y sírvelo en un plato. Luego, vierte sobre él la mezcla de champiñones y espolvorea el perejil o cilantro.

¡Y listo!

Imagen extraída de: Youtube.

Consejos para hacer el pollo al ajillo con champiñones.

  • Si el caldo de los champiñones te queda muy espejo puedes disolverlo un poco añadiéndole más caldo de verduras o pollo, no le añadas más vino.
  • Si el caldo te queda muy aguado, sólo debes tomar unas cucharadas de él y ponerlas en una taza y disolver en ellas una cucharada de harina o de Maizena, y luego volver a añadir a la mezcla y cocinar durante cinco minutos.
  • Cortar en rodajas los champiñones hará que el acabado de plato sea más gourmet y evitará que los hongos se pierdan y confundan con el pollo.
  • Si tienes varias visitas, no trocees el pollo, sólo coloca una pechuga de pollo (o media) por persona y ¡listo!

¿Qué te pareció? Fácil, rápido ¡y delicioso! Nada mejor que este plato de pollo al ajillo con champiñones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *