Pollo al ajillo con espárragos

María Fernandez
María Fernandez

Los sabores que se pueden lograr en un plato dependen mucho de la región donde se elabore, además de los ingredientes que se le integren, y las tradiciones que se conserven para prepararlo. El pollo al ajillo con espárragos es una muestra de una fusión de sabores que se puede obtener fácilmente.

La salsa “al ajillo” es muy popular en Europa, específicamente en España, puesto que se utiliza como base para diversas proteínas, resaltando el pollo y el pescado, sin mencionar los mariscos al ajillo.

El pollo al ajillo con espárragos entonces es una adaptación del pollo como proteína protagonista, y la base del al ajillo, con un giro que le aporta sabor y textura, los espárragos.

Para preparar este platillo no se necesitan una extensión de ingredientes, puesto que la mayoría de ellos son ingredientes básicos que se utilizan en la cocina cotidiana.

Los espárragos son un aporte al plato que puede variar mucho, debido que esta receta muestra muchas variables en los acompañantes y en las guarniciones. La preparación previa de los mismos es especial para que puedan conservar su color después de la cocción.

Los ingredientes que se necesitan para elaborar el pollo al ajillo con espárragos son:

  • 2 pechugas de pollo (si se desea se pueden utilizar todas las piezas de un pollo, es decir, muslos, alas).
  • 5 dientes de ajo
  • 75ml de aceite
  • 200ml de vino blanco
  • 300ml de caldo de pollo (se puede sustituir por agua)
  • 300gr de espárragos
  • 750ml de agua
  • Hielo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 3gr de tomillo o romero
  • 50gr de azúcar

Si se tienen las pechugas solas, se cortan en dados de 2cm aproximadamente, se sazonan con la sal, la pimienta y el tomillo o romero y se reservan en un recipiente.

Posteriormente, hay que alistar los espárragos para que al momento de cocinarlos no pierdan su color ni su sabor, por lo que se coloca en una cacerola 500ml de agua y el azúcar, y se lleva a fuego medio hasta que rompa hervor. Los espárragos se limpian bien y se cortan en pequeños trozos.

Cuando el agua alcance el punto de ebullición, agregar los espárragos picados y dejarlos por un minuto, esto hará que conserven su color y su firmeza al momento de cocinarlo. Retirarlos del agua y colocarlos en un bowl con el agua restante y el hielo, esto es para conservarlos hasta el momento de cocción.

En una sartén o cacerola con fondo, se agrega el aceite y se lleva a fuego medio hasta que esté caliente, se agregan los cubos de pollo y se cocinan hasta dorarlos ligeramente, aproximadamente 3 minutos. Retirarlos y reservar.

En el mismo aceite, agregar los ajos picados en cubos muy pequeños, a esto se le conoce como brunoise, saltear por aproximadamente cinco minutos para que desprendan todo su sabor. Incorporar nuevamente el pollo, escurrir los espárragos e incorporarlos también.

Se le agrega el vino blanco y se deja bajo fuego hasta que el alcohol se evapore, luego de eso se integra el caldo de pollo, se baja el fuego y se deja cocinar entre 15 a 20 minutos. Se sabe que está listo cuando los líquidos se han reducido casi por completo y queda una especie de salsa ligera.

Para servirlo se puede decorar con un poco de perejil finamente picado y acompañado de la guarnición de su preferencia.

El pollo al ajillo con espárragos es una receta que no tiene un nivel de complejidad tan alto, por lo que cualquier persona puede prepararlo sin ningún problema.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *