Pollo al ajillo con naranja

María Fernandez
María Fernandez

El plato de Pollo Al Ajillo Con Naranja es una excelente opción a la hora de almorzar. Aunque muchos lo han comido, nunca deja de ser uno de los preferidos. Definitivamente el pollo tiene un sabor exquisito y cuando prepares esta receta al pie de la letra, te darás cuenta de que el sabor incrementará mucho más.

¡Es una delicia! Nuestra recomendación es que lo prepares el día anterior o al menos, horas antes de servirlo, refrigerarlo en un envase hermético para potenciar aún más su sabor.

Ingredientes

Te daremos una receta que fácilmente puedes preparar cuando vayan a comer 4 personas. Estos son los ingredientes que vas a necesitar para este sabroso Pollo Al Ajillo Con Naranja, ya verás que la mayoría de ellos son ingredientes que comúnmente tenemos en nuestra casa.

  • 1 ½ Kg de Pollo
  • 1 cubito de caldo concentrado de ave
  • 3 naranjas
  • 1 tacita de aceite
  • 4 dientes de ajo
  • 1 copita de brandy o vermuth rojo
  • 1 cucharada de margarina light
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta blanca
  • Hierbas aromáticas y especias como: nuez moscada, comino, tomillo, semillas de cardamomo, entre otros. La cantidad es al gusto de tu paladar.

Preparación paso a paso

Paso 1: Lo primero que debes hacer es limpiar y partir el pollo en ocho partes.

Paso 2: Luego de que hayas partido el pollo debes colocar una cazuela con todo el aceite al fuego.

Paso 3: Mientras se calienta la cazuela, rápidamente debes ir salpimentando los trozos del pollo picado.

Paso 4: ¡Ahora sí comienza la acción! Vas a colocar a fuego medio los trozos de pollo en la cazuela hasta que hayan dorado.

Paso 5: Mientras esté dorando el pollo, puedes ir exprimiendo el zumo de las naranja. Aunque este paso lo puedes hacer previamente. Una de las naranjas exprímela a medias para luego picar en trozos y colocarla en la cazuela con el pollo. ¡Este es el toque ideal y nuestro secretito especial! ¡Los trocitos de naranja cocida son muy ricos!

Paso 6: Dar vueltas al pollo en la cazuela.

Paso 7: Si no has pelado los dientes de ajos, este es el momento en el que debes hacerlo. Luego los vas a cortar en láminas y con el fuego bajo, vas a añadir todo el ajo en la cazuela.

Paso 8: Con mucho cuidado vierte el licor y debes alejar el rostro de la cazuela, ya que es posible que se encienda el fuego. No obstante, si tu cocina es con vidrio no habrá ningún inconveniente, pues en este caso no se enciende.

Paso 9: Debes estar muy pendiente de que los ajos comiencen a dorarse, porque cuando eso suceda es el momento exacto para que derrames el zumo de las naranjas. Ten cuidado, porque los ajos suelen quemarse rápidamente.

Paso 10: Mientras le vas dando vueltas al pollo, puedes agregar en la cazuela las hierbas y las especias al gusto y también los trozos de naranjas a medio exprimir, previamente picados a cuartos.

Paso 11: Pon la cucharada de la margarina en la cazuela y deja que todo vaya reduciendo.

Tips extras

Algo que debes saber, es que, si ves que en la preparación se separa el aceite del zumo de naranja, no hay de qué preocuparse ya que se cortan naturalmente. Lo que debes hacer para que todo vuelva a la normalidad, es añadir una cucharada de agua y revolver. Deja enfriar y también puedes refrigerar para que los sabores se intensifiquen aun más.

Si has decidido refrigerar previamente, puedes calentar en el microondas o en alguna cazuela antes de servir. Luego agrega una o dos cucharadas de agua y listo. ¡Hora de servir un platillo delicioso!

Puedes acompañarlo con uvas pasas, arroz blanco o cuscús, servidos aparte. Para decorar puedes colocar algunas rebanadas de naranja fresca y una rama de menta fresca sobre los trozos de pollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *