Pollo al ajillo con pimentón

María Fernandez
María Fernandez

Para los amantes de la gastronomía, el pollo es un ingrediente fundamental que no puede faltar en sus comidas. Y aunque hay una lista muy amplia de recetas con este ingrediente, el pollo al ajillo con pimentón suele ser una de las más famosas.

Lo excelente de este ingrediente es que se puede acompañar con muchos otros ingredientes según el gusto personal, y además su preparación también variará en gran manera, pues hay quienes lo prefieren frito, otros asados, guisados, entre otros.

Para todos aquellos que son amantes de los condimentos, el pollo al ajillo con pimentón suele ser una exclusiva exquisitez, además que esta hortaliza aporta vitaminas A y C sin mencionar el excelente sabor que deja en los guisos para los alimentos.

El pimentón tiene una importante presencia en los guisos, sus colores aportan una gran atracción para los ojos de muchas personas, cosa que hace que el plato sea mucho más atractivo si se usa en su presentación.

El pollo al ajillo con pimentón sigue estando presente en las cartas de muchos restaurantes, esta receta es fundamental para la mayoría de los restaurantes.

Además, sigue siendo el plato favorito de muchas familias, y la primera opción para compartir un almuerzo o cena en una ocasión especial.

Lo mejor de todo es que los ingredientes son muy fáciles de conseguir. A continuación aprenderás lo sencillo que es preparar esta receta.

Ingredientes

  1. Para hacer esta fácil receta se tendrá que ir a la carnicería por 1 Pollo.
  2. 2 pimentones rojos
  3. 1 pimentón verde
  4. 8 dientes de ajos
  5. 5 vasos de vino blanco
  6. 200 cc de aceite de oliva
  7. Sal al gusto
  8. Pimienta al gusto

Preparación

Es recomendable que se le pida al carnicero que trocee el pollo, sin embargo hay personas que prefieren hacer este tipo de procedimientos por sí solos.

Así que este paso se dejará a su preferencia al igual que la eliminación de la piel del pollo.

Una vez que se tengan los trozos de pollos listos, se podrá buscar un recipiente donde se pueda verter la cantidad de aceite estimada para su cocción.

Al mismo tiempo de que el aceite se esté calentando se podrá ir sazonando con la sal y la pimienta los trozos de pollo.

Una vez que se esté listo y sazonado al gusto, se procederá a colocar los trozos de pollos a la sartén para que comiencen a cocinarse.

Se pueden tapar mientras se cocinan para evitar que salpiquen gotas de aceite, pero es necesario que se tenga cuidado para que no se quemen.

Se deberán cocinar a fuego medio durante 15 minutos aproximadamente.

Una vez que estén cocidos se deberán retirar de la sartén y el aceite restante se mezclará con los 8 dientes de ajos que ya deberán estar sin piel.

Los pimentones deberán cortarse en tiras para luego incluirse también en la salsa que se estará haciendo en la sartén, seguidamente se añadirán los vasos de vino correspondiente y se agregará sal y pimienta al gusto.

Una vez que la salsa esté un poco dorada se podrá integrar nuevamente los trozos de pollos para que se mezclen con esta.

Después de unos minutos la salsa se podrá adherir a los trozos de pollo y estará listo para servir.

A continuación ya se podrá servir.

Para una mejor presentación se recomienda usar platos blancos o con colores claros para que se aprecie mucho más los colores y consistencia de la salsa, también se puede incluir algunas hojas de cilantro o perejil encima de los trozos de pollos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *