Pollo al ajillo frito

María Fernandez
María Fernandez

El ajillo es un condimento muy popular tanto en la cocina mexicana como en la española, esto se debe a sus característicos aroma y sabor, los cuales impregnan de una manera muy peculiar y deliciosa a cada comida preparada “al ajillo”.

El ajillo es una preparación que se realiza entre el ajo convencional y el chile guajillo, de allí es que se define su nombre, y con este condimento se pueden preparar distintos platos con carnes blancas como los siguientes:

*Camarones al ajillo.

*Pescado al ajillo.

*Pollo al ajillo frito.

En este caso, se explicará cómo realizar la receta de pollo al ajillo frito, que se realiza a base de pollo, ajillo y vino blanco, además de algún otro ingrediente o toque personal que cada cocinero puede agregarle a su gusto.

Ingredientes del pollo al ajillo frito

Los ingredientes que se verán a continuación serán los básicos para la preparación de la receta de pollo al ajillo frito, de manera que el cocinero pueda preparar tanto el pollo como el ajillo que le dará el toque especial al plato, conoce los ingredientes:

*1 kilo y medio de pollo, troceado y limpio de piel y grasa.

*8 dientes de ajo.

*15 gramos de chille guajillo.

*300 mililitros de vino blanco.

*75 mililitros de aceite de oliva.

*Sal y pimienta al gusto.

Como se puede apreciar, los ingredientes de esta receta son muy saludables y en su preparación se evita el uso de grasas excesivas, además es económica y sencilla de preparar, es excelente para resolver un almuerzo o aperitivo rápido.

Preparación del pollo al ajillo frito

Antes de comenzar con la preparación de la receta del pollo al ajillo frito como tal será necesario trocear y lavar el pollo para retirar la piel y el exceso de grasa que tienen las piezas, exceptuando en las alitas si se desean utilizar, ahora bien sigue con la preparación:

*Paso 1: Condimenta las piezas del pollo con la sal y la pimienta al gusto, como lo haces habitualmente, y deja reposar el pollo para que se impregne con estos.

*Paso 2: Vierte los 75 mililitros de aceite de oliva en una sartén, cuando esté caliente coloca los 8 dientes de ajos enteros y con concha para que estos se frían y queden suaves, al dorarse retíralos.

*Paso 3: En el mismo aceite donde se frieron los ajos coloca las piezas de pollo a freír hasta que adopten un color dorado, esto te asegurará que el pollo estará tierno y cocido en su totalidad, cuando estén dorados retíralos.

*Paso 4: En un mortero agrega los 8 dientes de ajo ya pelados y tritúralos completamente hasta que se consiga una crema con los ajos, agrégale los 15 gramos del chile y la mitad del vino blanco.

*Paso 5: Remueve la mezcla para que se mezclen los 3 ingredientes y obtengas una consistencia como la de una salsa, remueve de los bordes ambos condimentos.

*Paso 6: Retira una parte del aceite de oliva del sartén y agrega de nuevo las piezas de pollo a este, vierte la salsa que acabas de obtener en el mortero sobre el pollo y remuévelo.

*Paso 7: Agrega la otra mitad del vino blanco al pollo y remuévelo, cocínalo por espacio de 8 a 10 minutos para asegurarte de que el alcohol se evapore y el pollo se impregne, obtendrás una salsa reducida pero deliciosa, retira del fuego y listo.

Acompañantes para el pollo al ajillo frito

La receta del pollo al ajillo frito puede ser acompañado por arroz o papas asadas, de manera que se complemente el plato fuerte para un almuerzo o simplemente servirlo solo como parte de una entrada o aperitivo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *