Pollo al ajillo picante

María Fernandez
María Fernandez

Encontrar una receta que sea sencilla de hacer y que además salga muy económica quizás suela ser un poco difícil. Sin embargo, existen tantos ingredientes para sazonar al pollo que este se vuelve en la primera opción para protagonizar un plato. El pollo al ajillo picante se alza como una receta fácil y barata para hacer en una ocasión especial.

En ocasiones a la hora de tener una ocasión especial donde se deba preparar un plato, la decisión de elegir la receta perfecta puede ser una tarea un poco difícil, además que también se deberá evaluar el costo de los ingredientes que se llevará el plato principal.

Es por ello que una de las mejores opciones para servir en cualquier ocasión especial de este tipo es el pollo, y aunque como anteriormente se ha dicho, hay muchos ingredientes para acompañarlo, el pollo al ajillo picante puede ser la mejor opción para innovar en la mesa.

Algo que se deberá analizar antes de decidirse por esta receta, es a las personas que van dirigidas, ya que no es muy conveniente que se le sirvan a los niños, precisamente porque contiene picante y lo más seguro es que los niños no lo toleren.

De ser así, lo mejor será guardar la receta para otra ocasión, en caso de que no se tenga planeado hacer dos platos diferentes para complacer a todos.

A continuación aprenderás hacer el pollo al ajillo picante de una forma fácil y sencilla.

Ingredientes

Como es obvio, el primer ingrediente que se deberá tener es 1 pollo entero o directamente entero.

  1. 8 – 10 dientes de ajos
  2. 5 vasos de vino
  3. 100 mililitros de aceite de oliva
  4. Sal al gusto
  5. Pimienta al gusto
  6. Ajíes picantes
  7. Hojas de Perejil
  8. Hojas de cilantro

Preparación

La preparación de esta receta es completamente fácil, una vez que se tiene el pollo se deberá picar en trozos medianos en caso de haberlo comprado entero.

Eliminar la piel del pollo dependerá del gusto personal.

Con la pimienta y la sal se deberá sazonar cada uno de los trozos de pollo debidamente cortados. No lleva una medida exacta ya que esta será al gusto de quien lo prepara.

Una vez que este procedimiento esté listo se podrá verter la cantidad de aceite asignado para freír el pollo.

Se deberá tomar 4 dientes de ajos debidamente pelados y se agregarán a la sartén para que se sofrían.

Con la ayuda de unas pinzas se podrá integrar los trozos de pollos para que comiencen a cocinarse a una temperatura media.

Es necesario que se esté volteando frecuentemente para evitar que se quemen, de esta forma se conseguirá que los trozos queden dorados.

Los ajos restantes se tendrán que picar muy bien para usarlos en el aceite que restará una vez que se retiren los trozos de pollos ya cocidos.

Una vez de retirar los trozos de pollos debidamente dorados, se procederá a añadir las 5 tazas de vino junto a los dientes de ajos asignados y los ajíes picantes cortados en tiras pequeñas.

Después de 1 minuto aproximadamente, la salsa estará casi lista.

También se podrá agregar algunas hojas de perejil o cilantro para conseguir un mejor sabor.

Seguidamente se volverá a añadir los trozos de pollo para que la salsa se adhiera a cada uno. Después de unos 5 minutos estará listo para servir.

El pollo al ajillo picante estará listo y se podrá combinar con un puré de papas, papas fritas o rebanadas de pan según el gusto.

Una forma sencilla, económica y fácil de preparar pollo de una forma diferente que sin duda dejará a más de uno con las ganas de repetir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *